Cultura

El Archivo Histórico Nacional recibe el Perejil de Plata por su labor con JRJ

  • El organismo dependiente del Ministerio de Cultura ha ordenado y clasificado una colección de 20.000 manuscritos y 1.000 documentos fotográficos del poeta · La filmación recuperada tuvo el protagonismo

La directora del Archivo Histórico Nacional, Carmen Sierra, recogió ayer el Perejil de Plata 2011 otorgado por la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez en reconocimiento a la labor del organismo en la preservación del legado del poeta moguereño.

La recuperación y restauración de las únicas imágenes en movimiento que se conservan del Nobel se ha llevado el protagonismo en el trabajo de la institución dependiente del Ministerio de Cultura, que presentó públicamente el resultado con la proyección del metraje durante el acto celebrado en el Teatro Felipe Godínez de la localidad moguereña.

El Archivo Histórico Nacional es depositario del fondo documental del poeta moguereño previo a su salida en el exilio desde 1957.

En agosto de 1936, Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubí abandonaron España con destino a Nueva York, dejando atrás su casa y, en ella, sus bienes materiales: muebles, enseres personales, libros, obra propia editada, fotografías y manuscritos, pensando que la ausencia sería corta.

En 1945, todo el contenido pasó a almacenarse en el Museo Romántico, y después, en 1957, el sobrino del poeta, Francisco Hernández-Pinzón, delega en la Dirección General de Archivos y Bibliotecas, en la persona de su director, José Antonio García Noblejas, quien dispone que el legado documental pase a la Biblioteca Nacional y, de allí, al Archivo Histórico para su catalogación.

En este organismo ha sido donde se ha ordenado y clasificado una colección aproximada de 20.000 manuscritos, todos microfilmados, además de conservar más de 1.000 documentos fotográficos, entre los que se encontró la filmación proyectada.

El acto de ayer estuvo presidido por la presidenta de la Diputación de Huelva y de la Fundación, Petronila Guerrero, quien estuvo acompañada por el alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, y el delegado de Cultura de la Junta, Ángel Romero.

El Perejil de Plata, máxima distinción de la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez, destaca a las personas e instituciones que han contribuido con sus trabajos a la difusión de la obra y la figura del poeta moguereño. El acto de ayer se enmarca en los actos conmemorativos del LV Aniversario de la Concesión del Nobel de Literatura a Juan Ramón Jiménez, el 25 de octubre de 1956.

En la edición del pasado año, la distinción se le concedió a la sobrina-nieta del poeta y representante de los herederos, Carmen Hernández-Pinzón.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios