Mundo

Los laicos se imponen en Túnez en sus primeras elecciones democráticas

  • El líder de Nidá Tunis se alza como el primer presidente de la segunda república tunecina Los comicios ponen el broche a una transición modélica que comenzó hace tres años

Comentarios 1

Los resultados preliminares de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales tunecinas otorgan el 55,68 % de los votos al candidato laico Beyi Caid Essebsi, lo que le convierte en el primer jefe de Estado de la II República de Túnez. Según anunció ayer la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE), Essebsi se impone de esta forma a su adversario, el presidente saliente, Moncef Marzuki, que logró el 44,32 %.

A sus 89 años, Essebsi se convierte en el primer presidente electo de la II República de Túnez, que se inició con la promulgación de la nueva Carta Magna el 27 de enero de 2013.

Los comicios ponen fin al largo proceso de transición iniciado en 2011, durante la llamada Primavera Árabe, con la caída del dictador Zin al Abidín Ben Ali y que ha supuesto un desarrollo modélico para el resto del mundo árabe.

El presidente de la ISIE, Chafik Sarsar, destacó que Essebsi obtuvo 1.731.529 votos, mientras que la tasa de participación en esta segunda vuelta alcanzó el 60,11% de los 5.300.000 inscritos en el censo electoral, lo que supone 9 puntos porcentuales menos que en la primera vuelta, celebrada en el mes de noviembre.

Tras el anuncio de los resultados, el presidente saliente dispone de un plazo de 48 horas para interponer recurso ante el Tribunal Administrativo, y en caso de que no haya impugnaciones los resultados de hoy serán definitivos y la transmisión de poderes podrá tener lugar 26 días después.

No obstante, Aida Klibi, responsable de comunicación de Essebsi, aseguró a Efe que el partido Nidá Tunis iniciará los preparativos para la formación del nuevo Gobierno tras el anuncio oficial: "Porque no tenemos ni un minuto que perder", dijo.

En esta línea, el primer ministro, Mehdi Yumá, aseguró a los medios que "la transmisión de la presidencia del Gobierno será como muy tarde en febrero", siguiendo lo estipulado en la Constitución.

De forma oficial, terminada la transmisión de poderes, el nuevo presidente de Túnez tendrá que ordenar al partido vencedor en las legislativas, su propia formación Nidá Tunis, el nombramiento de un presidente de Gobierno, el cual formará el Ejecutivo, que tendrá que ser refrendado por la Asamblea de Representantes del Pueblo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios