Mundo

Trump anuncia su intención de retirar a Estados Unidos del TPP

  • El presidente electo atajará la inmigración investigando "los abusos de programas de visas que socavan las oportunidades de los estadounidenses". Propone al impulsor del 'Brexit' como embajador británico en el país.

Donald Trump. Donald Trump.

Donald Trump.

Comentarios 1

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este martes su intención de retirar a este país del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), que calificó como un "desastre potencial" para sus intereses nacionales.

Trump, que durante la campaña electoral ya había expresado su oposición a este tratado, dijo que cuando asuma la Casa Blanca, en enero próximo, buscará negociar "tratados comerciales bilaterales justos" que generen empleos para su país.

El TPP, una iniciativa que ha sido impulsada por el presidente Barack Obama, no ha sido ratificado todavía por el Congreso de Estados Unidos, donde ha encontrado una fuerte oposición de parte de los legisladores de la mayoría republicana.

El presidente electo dio cuenta de esta decisión en un vídeo de dos minutos y medio que fue anunciado horas antes y que recoge algunas de las medidas que dará a conocer cuando asuma la presidencia, el próximo 20 de enero.

"Voy a emitir una notificación de intenciones para retirar a EEUU del TPP, un desastre potencial para nuestro país", afirmó el futuro gobernante.

A cambio, agregó, impulsará tratados bilaterales que permitan generar empleos que se han perdido por acuerdos comerciales pasados.

El TPP, que fue acordado el 4 de febrero pasado después de seis años de negociaciones, está suscrito por doce naciones, incluidas Estados Unidos, Australia, Canadá, Chile, México y Perú.

Está considerado como un acuerdo comercial de la Cuenca del Pacífico que, entre otros objetivos, busca contrarrestar la expansión comercial de China, una de las naciones excluidas de esta iniciativa.

El TPP prevé un periodo de dos años para su ratificación por los parlamentos de los países miembros, pero para su entrada en vigor es necesario que los firmantes representen al menos el 85 % del PIB del bloque.

La retirada de Estados Unidos de esta iniciativa representa un serio tropiezo para la puesta en vigor del tratado.

En su mensaje, Trump dijo que ha pedido al equipo de transición que fije una serie de acciones ejecutivas que serán desarrolladas "desde el primer día" de su mandato y que buscarán "restablecer las leyes y recuperar puestos de trabajo".

Entre ellas mencionó también su intención de eliminar restricciones en el desarrollo energético, incluyendo las que afectan a los yacimientos de gas en capas de esquisto (cuya extracción requiete la técnica de la fractura hidráulica o fracking) o a los que generan "carbón limpio".

Además, dijo que por cada regulación nueva que se apruebe "tendrán que eliminarse dos", como parte de su promesa de reducir las regulaciones en distintos campos de la economía, incluida la industria financiera.

En el plano migratorio, Trump anunció que una de sus medidas iniciales será pedir al Departamento de Trabajo que "investigue todos los abusos de programas de visas que socavan las oportunidades de los trabajadores estadounidenses".

Trump ya ha venido anunciado su intención de deportar del país a los inmigrantes que tengan un pasado criminal, pero el anuncio de hoy está ligado a programas como el ingreso de técnicos especializados en campos como el tecnológico.

En materia de seguridad nacional, Trump anunció que pedirá al Departamento de Defensa y los jefes militares un plan para proteger a la infraestructura de Estados Unidos de ataques cibernéticos o físicos. Todo ello, insistió Trump, "para generar riqueza y empleos".

Farage como embajador británico en EE.UU.

Trump apuesta por el líder interino del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) e impulsor del brexit, Nigel Farage, como embajador británico en Washington.

Aunque no entra dentro de sus funciones elegir a los embajadores de otros países, Trump dijo, a través de Twitter, que el líder ultraderechista "haría un gran trabajo" y que "a mucha gente le gustaría" verlo como representante británico en Estados Unidos.

"A mucha gente le gustaría ver a Nigel Farage como representante del Reino Unido como su embajador en Estados Unidos. Haría un gran trabajo!", apuntó.

Trump devolvió así a Farage el apoyo que este le prestó durante la campaña presidencial que le enfrentó a la demócrata Hillary Clinton.

El eurodiputado británico fue el invitado especial de Trump en un acto de campaña organizado en Misisipi el pasado agosto en el que hizo una llamada a los republicanos a no caer en el desánimo pese a las encuestas negativas y a vencer el poder que representa Washington.

Además, Farage fue el primer político británico en reunirse con Trump tras la victoria en las elecciones del 8 de noviembre pese a que no juega ningún papel en la diplomacia del Reino Unido ni en su Gobierno.

Con este apoyo, Trump también reaccionó a los comentarios que el actual embajador británico, Kim Darroch, hizo sobre él en un telegrama secreto dirigido a la primera ministra, Theresa May, y filtrado por el The Sunday Times.

"El presidente electo es ante todo un desconocido recién llegado. Sus pronunciamientos en campaña podrían revelar sus instintos, pero con toda seguridad evolucionarán y estará particularmente abierto a las influencias externas si se le trata de la forma adecuada", señaló el diplomático.

Darrich ocupa el puesto de embajador en Washington desde enero, cuando fue nombrado por el ex primer ministro David Cameron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios