Mundo

Trece muertos en un ataque en Kabul en la víspera de la treguaAlemania apremia para solventar el conflicto entre Rusia y Ucrania

  • Berlín aboga por el envío de una misión de la ONU a Donbass para reactivar los acuerdos de Minsk

Trece muertos en un ataque en Kabul en la víspera de la treguaAlemania apremia para solventar el conflicto entre Rusia y Ucrania Trece muertos en un ataque en Kabul en la víspera de la treguaAlemania apremia para solventar el conflicto entre Rusia y Ucrania

Trece muertos en un ataque en Kabul en la víspera de la treguaAlemania apremia para solventar el conflicto entre Rusia y Ucrania / HEDAYATULLAH AMID / efe

Un atentado reivindicado por el grupo yihadista Daesh causó ayer 13 muertos y más de 30 heridos en Kabul en vísperas de que el Gobierno afgano y los talibanes inicien un alto el fuego con motivo del fin del Ramadán. Un suicida se inmoló a la entrada del Ministerio de Rehabilitación Rural y Desarrollo al final de la jornada de trabajo, cuando el atacante detonó los explosivos entre un grupo de empleados que se dirigían a coger el transporte público.

El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, apremió ayer a Kiev y Moscú a superar sus diferencias, posibilitar el despliegue de una misión de la ONU en la región de Donbass (este de Ucrania) y revitalizar los acuerdos de Minsk. "Ambas partes han mostrado su acuerdo con esa misión, pero difieren en cómo debe hacerse efectiva", apuntó Maas, ante la ronda ministerial celebrada ayer en Berlín en el llamado Formato de Normandía, integrado por Rusia, Ucrania, Francia y Alemania.

El conflicto ucraniano se prolonga ya desde hace cuatro años y, pese a las sucesivas rondas negociadoras entre las partes implicadas, "no se ha logrado un alto el fuego que merezca ese nombre", recordó el ministro antes de abrir la reunión con sus colegas.

Sólo en lo que va de año se han denunciado "más de mil violaciones del alto el fuego", prosiguió Maas. Kiev y Moscú difieren en la la forma, la dimensión y el alcance de una misión estabilizadora de la ONU en Donbass, como se conoce en conjunto a las regiones de Donetsk y Lugansk, foco del conflicto entre las fuerzas ucranianas y los separatistas prorrusos.

La reunión de ayer entre los ministro ruso, Serguei Lavrov; ucraniano, Pavlo Klimkin; francés, Jean-Yves Le Drian, y el alemán Maas es la primera que tiene lugar a esa escala desde febrero de 2017. "La implementación de Minsk está atascada", insistió Maas, para quien el encuentro de Berlín, más que una mera "evaluación de la situación", debe lograr reactivar esos acuerdos.

Alemania, como Francia, en su calidad de países facilitadores, aspiran a un alto el fuego permanente, al repliegue de armamento pesado y a avances "verificables" en el cumplimiento de los acuerdos de Minsk. Al margen de las consecuencias para la región, el conflicto ha deteriorado las relaciones entre Moscú y Berlín, que rechaza categóricamente el regreso de Rusia al G-7 mientras no haya avances sustanciales en lo acordado en Minsk. Alemania insiste en que todavía no están dadas las condiciones para que se levanten las sanciones de la UE a Rusia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios