HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Mundo

Putin sigue los pasos de Stalin y Catalina la Grande

  • El Kremlin y el oficialismo cierran filas para defender al mandatario ruso de las críticas por su disposición a volver a presentarse a las presidenciales en 2024.

El presidente ruso, Vladimir Putin, habla durante una sesión plenaria de la Duma en Moscú. El presidente ruso, Vladimir Putin, habla durante una sesión plenaria de la Duma en Moscú.

El presidente ruso, Vladimir Putin, habla durante una sesión plenaria de la Duma en Moscú. / Yuri Kochetkov (Efe)

El presidente ruso, Vladimir Putin, busca un lugar en la historia. Si permanece en el Kremlin hasta 2036, superará a históricos mandatarios rusos como Catalina la Grande o Iosif Stalin, símbolos del absolutismo zarista y soviético.

"A día de hoy, a la vista de los desafíos y amenazas que existen en el mundo, nuestra ventaja no es el petróleo o el gas. Como ustedes ven, los precios del petróleo y el gas pueden caer. Nuestra ventaja es Putin y debemos defenderlo", dijo este jueves Viacheslav Volodin, presidente de la Duma o cámara de diputados.

El Kremlin cierra filas

El Kremlin y el oficialismo cerraron este jueves filas para defender de las críticas a Putin por su disposición a volver a presentarse a las elecciones presidenciales en 2024, para lo que los rusos deberán respaldar la reforma constitucional en un plebiscito el próximo 22 de abril.

"Durante 20 años Putin nunca defraudó las expectativas" de la gente, aseguró el portavoz presidencial, Dimitri Peskov, en un momento en que el rublo está cayendo en picado y los precios del petróleo se han desplomado en medio de una guerra de precios, después de que Rusia rechazara un recorte adicional de la producción de crudo para frenar el impacto del coronavirus en la demanda.

Aunque hasta ahora las encuestas independientes decían que la mayoría de los rusos no entendía el sentido de la reforma, el oficialista Centro de Opinión Pública publicó este jueves un sondeo en virtud del cual un 64% de los rusos votará a favor de las enmiendas presidenciales, incluido la que permitirá a Putin seguir en el Kremlin hasta 2036.

La propia cosmonauta Valentina Tereshkova, que ha sido criticada en algunos sectores por presentar dicha enmienda, arremetió duramente contra sus detractores. "No quiero ni hablar sobre la gente que no ama a su país y que hace todo lo posible para fastidiar", afirmó.

Pocos recuerdan, incluso los que hablan del "estancamiento" en la Rusia de Putin, que Tereshkova también intervino en 1977 ante el Soviet de los Diputados del Pueblo para apoyar la aprobación de la nueva Constitución de la Unión Soviética -que sustituía a la estalinista de 1936- propuesta por el entonces mandatario, Leonid Brezhnev.

"¡Camaradas diputados! Permítanme en nombre de millones de mujeres de nuestro país expresar un profundo agradecimiento al Comité Central, al Politburó, personalmente a usted, querido Leonid Ilich (patronímico de Brezhnev) por su constante preocupación por las trabajadoras de nuestro país", dijo.

Putin, en los anales de la Historia

Por supuesto, Putin ya dejó atrás a Brezhnev y a la mayoría de mandatarios rusos en lo que se refiere al tiempo que ha estado al frente del país, aunque algunos matizan que de los últimos 20 años, sólo 16 estuvo sentado en el Kremlin, ya que la Constitución le obligó a tomarse una pausa de cuatro años como primer ministro (2008-12).

"Estoy seguro de que llegará el día en que en Rusia el poder presidencial, el poder supremo, no será tan personalista y no estará vinculado con una persona en concreto. Pero toda nuestra historia ha transcurrido de tal forma que, por supuesto, no podemos no tenerlo en cuenta", dijo Putin el martes ante la Duma o cámara de diputados.

Putin, que nació en 1952 y estaría en el poder durante 36 años, se refería a que los rusos siempre han mostrado preferencia por los dirigentes que se aferran al poder el mayor tiempo posible.

Stalin en el horizonte

Es el caso de Stalin, quien teóricamente asumió el poder cuando enfermó gravemente Vladimir Ilich Lenin en 1922, aunque no fue hasta 1927 que se libró de sus enemigos, en particular de Leon Trotski.

Si Putin sigue hasta 2036, superaría a Stalin (1927-53) y también a Catalina la Grande, la soberana que fomentó la ilustración en Rusia y que dirigió los destinos del imperio durante 34 años (1762-1796). También gobernía más que Miguel I, el primer zar de la dinastía Romanov (1613-1645).

El gobernante más admirado por los rusos es Pedro El Grande, quien fue coronado en 1682 -aunque gobernó en solitario sólo desde 1689- fue nombrado emperador en 1721 y se murió cuatro años después; en total estuvo casi 43 años en el trono.

Iván El Terrible, 50 años en el trono

En principio, Iván IV, más conocido como El Terrible, fue el primer zar de la historia de Rusia y el que más tiempo estuvo en el trono, la friolera de 50 años (1534-84).

Con todo, en 1534 tenía sólo 4 años -una regente dirigía el Estado ruso-, por lo que, en realidad, no gobernó en solitario hasta 1545 -cuando cumplió la mayoría de edad-, un total de 39 años.

El príncipe Vladimir, que unificó y cristianizó la Rus de Kiev, el reino eslavo precursor del actual Estado ruso, gobernó entre 978, después de matar a uno de sus hermanos, y 1015 (37 años).

En el plano histórico actual, Peskov aseguró que la actual inestabilidad mundial provocada por la pandemia del coronavirus y "la posible recesión económica" obligan a los países a tomar medidas extraordinarias y matizó que la enmienda constitucional para que Putin siga en el poder es "puntual".

"Y, por lo visto, eso fue lo que guió a Tereshkova. Y el presidente Putin estuvo de acuerdo", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios