Mundo

El ex ministro Macron aspira a presidir el Elíseo contra un "sistema político obsoleto"

Emmanuel Macron. Emmanuel Macron.

Emmanuel Macron. / yoan valat / efe

Emmanuel Macron, ex ministro de François Hollande, anunció ayer su candidatura para sustituir al presidente socialista francés con una propuesta que pretende estar por encima de la fractura tradicional entre derecha e izquierda y, sobre todo, contra un sistema político "bloqueado" y "obsoleto".

En una puesta en escena cuidadosamente orquestada en un centro de aprendizaje de Bobigny, ciudad del extrarradio de París repleta de barrios sensibles, prometió si sale elegido "una revolución democrática profunda" con un programa aún poco definido.

Esa clase política, a la que denostó, reaccionó con críticas generalizadas a este hombre de 38 años que nunca se ha presentado a unas elecciones, que mientras fue titular de Economía dejó una huella de liberal y que se beneficia de una gran notoriedad por la atención mediática que genera.

Uno de sus principales mensajes ayer fue que en sus cinco años de experiencia política, primero en el Gabinete de Hollande y luego como ministro, comprobó que el sistema político "se ha convertido en el principal obstáculo para la transformación del país".

Según su lectura, ese sistema "bloqueado" ha llevado a que Francia "haya salido del camino del progreso" ante la globalización y sus consecuencias.

Macron, que para la credibilidad de su relato antisistema arrastra como un pesado lastre su pasado como banquero de negocios formado en la elitista Escuela Nacional de la Administración (ENA), dijo que las presidenciales "ofrecen la oportunidad de rechazar el statu quo para avanzar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios