Mundo

El Estado Islámico se atribuye el ataque que dejó 11 heridos en Ohio

  • Los yihadistas matan a los civiles de Mosul que se niegan a ceder su casa a francotiradores

Una mujer y su hija miraban el domingo por la ventana mientras fuerzas iraquíes toman posiciones en Mosul. Una mujer y su hija miraban el domingo por la ventana mientras fuerzas iraquíes toman posiciones en Mosul.

Una mujer y su hija miraban el domingo por la ventana mientras fuerzas iraquíes toman posiciones en Mosul. / ahmed jalil / efe

La agencia de noticias Amaq, afiliada a los yihadistas, aseguró ayer que el joven somalí que realizó un ataque en la Universidad del Estado de Ohio, en Columbus (EEUU), era un "soldado del (grupo terrorista) Estado Islámico".

En un breve comunicado difundido en Twitter, Amaq afirmó que el asaltante "llevó a cabo la operación en respuesta a los llamamientos de atacar a los ciudadanos de los países (integrantes) de la coalición internacional", que lucha contra el Estado Islámico en Siria y en Iraq.

El joven Abdul Razak Ali Artan hirió el lunes a once personas con su vehículo y con un cuchillo, antes de ser abatido a tiros por un policía en la Uuniversidad estadounidense donde estudiaba.

Al tiempo, yihadistas del EI amenazan, castigan y a veces asesinan a los civiles que no colaboran con ellos en Iraq o se niegan a ceder sus casas para que se usen como plataforma de lanzamiento de misiles o por francotiradores, denunció ayer el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU.

Según las fuentes de la entidad, el pasado día 11, el EI mató a 12 civiles en el barrio de Bakir, en la zona oriental de Mosul, precisamente por haber rechazado que se instalaran lanzaderas de misiles.

Por otro lado, unas 27.000 personas han huido de sus hogares en el noreste de la ciudad siria de Alepo (norte), por donde avanzó el Ejército nacional, informó ayer el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios