Mundo

EEUU abre su Embajada en Jerusalén entre un gran rechazo internacional

  • Trump cumple la promesa que han ido impidiendo Clinton, Bush hijo y Obama

  • La UE y los países árabes temen las consecuencias

Netanyahu recibe a Ivanka Trump ayer, en el aeropuerto de Jerusalén. Netanyahu recibe a Ivanka Trump ayer, en el aeropuerto de Jerusalén.

Netanyahu recibe a Ivanka Trump ayer, en el aeropuerto de Jerusalén. / Abir Sultán / Efe

Comentarios 1

Con el traslado de su Embajada de Tel Aviv a Jerusalén, el presidente, Donald Trump, conseguirá cumplir hoy una promesa que hizo EEUU a Israel hace más de dos décadas, en 1995.

Han tenido que pasar tres mandatarios -Bill Clinton (1993-2001), George W. Bush (2001-2009) y Barack Obama (2009-2017)- para que Estados Unidos finalmente acate el compromiso que acordó bajo la Ley de la Embajada de Jerusalén, con el que reconoció a la ciudad santa como capital del Estado de Israel.

Insto a todos los países a unirse a Estados Unidos y trasladar sus embajadas a Jerusalén"

Esta ley, aprobada en la Presidencia de George Bush (padre) instó al Gobierno a trasladar entonces su Embajada a Jerusalén, pero los ex presidentes Clinton, Bush hijo y Obama postergaron cada seis meses su implementación alegando "los intereses nacionales" del país.

Trump hizo lo mismo por primera vez en junio, pero en diciembre, cuando se cumplía el plazo límite para volver a demorar la aplicación de esa ley, la Casa Blanca no envió ninguna orden al Congreso y el mandatario anunció que movería la sede a Jerusalén.

Esta decisión, tan aclamada por el movimiento pro-israelí, ha incrementado la tensión con el bando palestino y ha desencadenado un amplio rechazo por una buena parte de la comunidad internacional.

Poco después de hacerse pública, la ONU, la Unión Europea y los principales países árabes se mostraron contrarios a esta iniciativa y expresaron su grave preocupación por las consecuencias del traslado.

Según sus detractores, esa decisión rompió con décadas de acuerdo bipartidista en EEUU sobre este asunto y socava la búsqueda de una solución al conflicto israelo-palestino con el enfoque de dos estados que se reconozcan mutuamente, sin que haya quedado clara la estrategia que persigue a largo plazo.

El Gobierno palestino, por su parte, se ha negado desde entonces a negociar un Acuerdo de Paz y ha manifestado que mover la Embajada a Jerusalén es "una clara y explícita violación de las resoluciones de las Naciones Unidas".

El primer ministro de Israel, Benjamín Nentanyahu, instó ayer a todos los estados a trasladar sus embajadas de Tel Aviv a Jerusalén. "Insto a todos los países a unirse a Estados Unidos en trasladar sus embajadas a Jerusalén", dijo el jefe del Gobierno y también titular de Exteriores en una fiesta celebrada en ese Ministerio para conmemorar el logro diplomático que supondrá el cambio de la legación estadounidense.

La hija de Trump, Ivanka, junto a su marido, Jared Kushner, llegaron ayer a Tel Aviv para participar hoy en la inauguración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios