Mundo

Bloqueo judicial a la limitación de Trump de las peticiones de asilo a los migrantes

  • Un juez prohíbe el veto a los indocumentados que entran ilegalmente a EEUU

  • La Casa Blanca afirma que la medida es por "interés nacional"

Un helicóptero de la patrulla de EEUU sobrevuela la valla mientras dos inmigrantes caminan rumbo a Tijuana. Un helicóptero de la patrulla de EEUU sobrevuela la valla mientras dos inmigrantes caminan rumbo a Tijuana.

Un helicóptero de la patrulla de EEUU sobrevuela la valla mientras dos inmigrantes caminan rumbo a Tijuana. / Juan Barak / Efe

Comentarios 1

Donald Trump defendió las restricciones al asilo en la frontera con México, después de que un juez federal bloqueara temporalmente esas limitaciones al considerar, de forma preventiva, que son ilegales. "Es apropiado y legal que esta ayuda discrecional (el asilo) no sea dada a aquellos que violan una proclamación presidencial, legal y medida, que busca controlar la inmigración en base al interés nacional", aseguró la portavoz del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense (DHS), Katie Waldman.

Las autoridades del país se han referido en reiteradas ocasiones a la concesión de asilo como una prestación que puede elegir si ofrecer o no. El 9 de noviembre, Trump firmó una orden que de facto implicaba que aquellos inmigrantes que entren a EEUU por la frontera con México de forma irregular no tengan opción de pedir asilo; la medida fue adelantada por el mandatario durante la semana previa a las elecciones legislativas el 6 de noviembre.

El mismo día en el que Trump suscribió la proclamación, vigente al menos 90 días, grupos defensores de derechos humanos demandaron al Gobierno en un tribunal federal de San Francisco, en California, solicitando a un juez la suspensión preventiva.

Trump se había escudado en la misma prerrogativa utilizada para establecer un veto migratorio sobre países de mayoría musulmana en 2017, un paso que sí fue respaldado por el Tribunal Supremo.

Miles de migrantes esperan en Tijuana para pasar a EEUU

En las últimas horas, el magistrado que lleva el caso sobre la nueva medida en California, Jon Tigar, emitió una orden bloqueándola hasta al menos el 19 de diciembre, fecha en la que el juez reunirá a las partes para decidir si extiende o no la suspensión y si las partes aportan más argumentos. "Sea cual sea el foco de la autoridad del presidente, no puede reescribir las leyes de inmigración para imponer algo que el Congreso ha prohibido expresamente", señala el juez en su orden, en la que explica que la medida entra en conflicto claramente con las regulaciones existentes.

El magistrado también constata que el Gobierno "no ofrece nada que exponga la necesidad de obviar esos daños y que sustente la nueva regla". La decisión del juez fue aplaudida por organizaciones defensoras de derechos humanos. Las leyes nacionales especifican que cualquiera que pise suelo estadounidense tiene el derecho a pedir asilo y a que su caso se estudie, algo que ahora el Gobierno quiere limitar en la frontera con México únicamente a quienes acceden por los puertos de acceso autorizados.

La decisión del juez se enmarca en un contexto en el que han llegado a Tijuana (México), al otro lado de la frontera con San Diego (EEUU), miles de emigrantes que forman parte de la caravana que salió de Honduras el 13 de octubre con el propósito de solicitar asilo en territorio estadounidense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios