Mundo

Adiós a la pareja más 'cool' de la Casa Blanca

  • Los ciudadanos echarán de menos la sintonía de los Obama con la cultura moderna estadounidense

Barack y Michelle Obama, antes de una cena de Estado el pasado octubre. Barack y Michelle Obama, antes de una cena de Estado el pasado octubre.

Barack y Michelle Obama, antes de una cena de Estado el pasado octubre. / michael reynolds / efe

Comentarios 1

El último banquete de Estado en la Casa Blanca lo resumía todo: Michelle Obama en un vestido de Versace hasta el suelo, como si estuviera cubierta de metal líquido; a su lado el deslumbrante presidente, perfectamente encajado en su impecable smoking. "Puro glamour de Hollywood", señalaba el Washington Post.

La familia Obama hace poco a poco las maletas para salir de la Casa Blanca: su despedida supondrá la de la pareja en el poder más famosa del mundo y la más cool desde John F. y Jackie Kennedy. La elegancia y el estilo marcaron sus ocho años de mandato.

La perspectiva de un Donald Trump en la Casa Blanca permite apreciar el espacio que Michelle y Barack Obama tuvieron en EEUU; cómo lo llenaron y lo dejarán ahora vacío.

A muchos les gusta criticar la política de Obama en Oriente Próximo por el uso de aviones no tripulados, su reforma sanitaria inacabada y sus carencias en la política migratoria. Pero pese a ello, "el hombre encarna simplemente lo cool", escribía el diario israelí Haaretz, que como prueba de ello apuntaba por ejemplo a las listas de música escuchada por la pareja.

En esas listas Obama desveló sus gustos musicales en Spotify, marcados por la música negra y el jazz. Ni música clásica ni country. A sus 55 años le gusta mucho el hip hop y Nina Simone o Aretha Franklin.

Desde la Casa Blanca se decía que todo estaba estudiado al detalle para enviar un mensaje incluso con esas listas musicales, siempre pensando en el legado que dejarían los Obama.

¿Se puede imaginar a Trump charlando relajadamente en el coche de Jerry Seinfeld, como hizo Obama? ¿Se imaginan a Hillary Clinton o a Melania Trump en el Carpool-karaoke como Michelle Obama? Con una desenvoltura increíble cruzó el jardín de la Casa Blanca junto a James Corden, cantando al dedillo temas de Stevie Wonder y rapeando.

"Gane quien gane estas elecciones, creo firmemente que es la última vez que tendremos a una First Family como ésta" en la Casa Blanca, escribía una seguidora. Y otro: "Todo esto no hace a Michelle mejor o peor persona". Pero "sencillamente tengo otra imagen de ella".

Una imagen que alimenta en gran parte la enorme fuerza de atracción cultural que ejercen los Obama. El hecho de que el hombre más poderoso del mundo pueda citar al rapero Kendrick Lamar le ha valido comentarios como estos: "El presidente de EEUU escucha música que tengo en mi iPod. La primera dama y yo tuvimos este año la misma canción como favorita. Probablemente no pueda decir algo así nunca más en mi vida".

"Dejando a todos los políticos de lado, los Obama tienen una comprensión profundamente arraigada de la cultura moderna estadounidense y de lo que nos divierten", opinó un seguidor en Medium. "¿Cómo se es realmente cool? Siendo tú mismo. Estos ocho años hemos tenido una First Family que ha hecho exactamente eso", señaló un seguidor nostálgico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios