MOTOCICLISMO · motogp

Traca final a un Mundial histórico

  • Valencia cierra un año extraordinario de MotoGP, con nueve ganadores distintos, tantos como hubo en total desde 2007 a 2015. Con los títulos ya decididos, Márquez exhibirá corona y Lorenzo su última carrera con Yamaha.

Valentino Rossi y Marc Márquez se saludan en el circuito de Valencia Valentino Rossi y Marc Márquez se saludan en el circuito de Valencia

Valentino Rossi y Marc Márquez se saludan en el circuito de Valencia / efe

Lo nunca visto. El Mundial de Motociclismo ha batido todos los récords en 2016 y este fin de semana será objeto de una traca final en Valencia, cerrando así un año histórico e inigualable. Nunca antes vimos a nueve ganadores distintos en una misma edición de la cilindrada reina y, mucho menos, que ocho de ellos lo fuesen de forma consecutiva. Es decir, se trata de una cifra sin parangón, justo el mismo número de vencedores diferentes que hubo en total entre 2007 y 2015, con lo que se demuestra la gran igualdad y competitividad alcanzada por MotoGP.

Lo paradójico es que, con una temporada tan reñida como esta, el Gran Premio de la Comunidad Valenciana no vaya a decidir este domingo ninguno de los tres títulos mundiales, que ya tienen dueño: Márquez en MotoGP, Zarco en Moto2 y Binder en Moto3. Por extraño que resulte, el circuito de Cheste romperá la norma que mantenía desde 2012, como escenario de la disputa final por alguna de las coronas. En su hemeroteca destaca de forma especial la antológica batalla por el Campeonato del pasado año entre Rossi "pataletas" y Jorge Lorenzo, que se resolvió en favor del piloto español tras un sin fin de polémicas originadas por el italiano con su famoso "puntapié malayo" a Marc Márquez y todo lo que vino después.

Afortunadamente, los ánimos fueron calmándose y 2016 no ha tenido conflictos excepcionales que empañen la histórica rivalidad constatada por las estadísticas, con esos nueve ganadores distintos en 17 grandes premios. El título de Márquez, quinto de su carrera y tercero en la cilindrada reina, es incontestable, una prueba más de que, pese a sus 23 años de edad, es ya un deportista legendario inmerso en la era del motociclismo que lleva su nombre y apellido. El piloto de Cervera ha vencido la temporada más disputada de MotoGP, merced a cinco triunfos y once podios logrados a fuerza de una genialidad insuperable, siempre en "el filo de la navaja" con una Honda que a priori no parecía superior a las Yamaha de Rossi y Lorenzo, segundo y tercero del Mundial, respectivamente. Eso sí, lo que se mantiene inamovible desde 2012 hasta hoy, es que el campeón de la máxima categoría sigue siendo español, gracias a Marc y Jorge.

Por muchos motivos, la carrera de este domingo en Valencia resulta especial como pocas para Lorenzo, teniendo en cuenta que será su despedida de Yamaha, marca con la que ha competido los nueve últimos años, logrando tres títulos mundiales. El pentacampeón español, que dejará su puesto en el equipo al genial Maverick Viñales, que deja Suzuki, no ha ofrecido en 2016 la regularidad que solía, pese a iniciar la temporada con victoria y su anuncio inmediato de un multimillonario fichaje por Ducati de cara a 2017, con un contrato cercano a los 25 millones de euros por dos años. En cualquier caso, si tenemos en cuenta su triunfo de 2015 en esta pista, que rubricó con "pole" y título incluido, nadie duda que Jorge se propondrá lo máximo antes de su salto a la marca italiana. Su pugna con Rossi, además, también le estimula.

A la vista de los nueve vencedores distintos de 2016, aumenta el interés por saber quién se llevará este último triunfo del año en Cheste. Por orden de triunfos, desde Qatar a Malasia, en Valencia optan a la victoria Jorge Lorenzo (Yamaha), Marc Márquez (Honda), Valentino Rossi (Yamaha), Jack Miller (Honda), Andrea Iannone (Ducati), Cal Crutchlow (Honda), Maverick Viñales (Suzuki), Dani Pedrosa (Honda), que lleva tres carreras ausente, y Andrea Dovizioso (Ducati). Cualquiera de ellos podría encender la mecha de esta traca definitiva, pero no vamos a llamarnos a engaño, porque la máxima atención y competencia seguirá estando entre Márquez, Rossi y Lorenzo que, para abrir boca de cara a 2017, querrán dejar claro quién lleva la voz cantante.

Tampoco debemos olvidar que el título de equipos y marcas está aún en juego entre Honda y Yamaha, por lo que la batalla ofrece más alicientes. La firma del ala dorada puede hacerse con los tres campeonatos si su máxima figura, Marc Márquez, supera los dos traspiés que acumula desde que logró el título en Japón, con la caída de Australia y el mal resultado reciente de Malasia, donde acabó decimoprimero tras un nuevo percance. Honda también depende de que Pedrosa regrese con garantías y el eficiente Crutchlow siga en liza, tras sus dos victorias de este año como privado de la marca.

Sabemos que las comparaciones son odiosas, pero nadie puede negar que, mientras la Fórmula 1 sigue buscando su identidad perdida, MotoGP está ofreciendo emoción de forma permanente, gracias a un exitoso reglamento con neumáticos, cilindros, centralita electrónica y cotas idénticas para todas las monturas, junto al mismo número de motores sin evolución durante todo el año. Así se ha obrado el milagro de las dos ruedas, fruto del gran trabajo realizado por la empresa española Dorna en los 25 años que este 2016 celebra al frente del Campeonato. Por ello, hay motivos sobrados para una traca apoteósica este domingo en Valencia. ¿Quién la encenderá? ¿Será un décimo piloto diferente? En MotoGP, todo es posible.

( ) Jesús Benítez, periodista y escritor, fue Editor Jefe del Diario Marca y, durante más de una década, siguió todos los grandes premios del Mundial de Motociclismo. A comienzos de los 90, ejerció varios años como Jefe de Prensa del Circuito de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios