Maltrato animal

El hombre mordido por una serpiente de cascabel ocultaba más de 40 reptiles peligrosos

  • El hombre al que le mordió una serpiente ha sido investigado por el Seprona y se le ha incautado más de 40 serpientes, la mayoría de ellas muy venenosas

  • Se le acusa de maltrato animal, delito contra la seguridad colectiva y otro en relación a la protección de la flora, fauna y animales domésticos

El hombre mordido por una serpiente de cascabel ocultaba más de 40 reptiles peligrosos El hombre mordido por una serpiente de cascabel ocultaba más de 40 reptiles peligrosos

El hombre mordido por una serpiente de cascabel ocultaba más de 40 reptiles peligrosos

Hace unos días, desde El Diario de Sevilla difundíamos la noticia de "un hombre ingresa en la UCI tras morderle una serpiente de cascabel". En ese momento se desconocía el motivo por el cual le había mordido, pero la serpiente fue encontrada muerta tras ser atropellada por un coche. 

Ahora, la Guardia Civil investiga a este hombre de 31 años por un delito de maltrato animal, otro relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, y un tercero contra la seguridad colectiva tras haber descubierto que tiene en posesión más de 40 serpientes, la mayoría de ellas altamente venenosas y letales.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Toledo investigó los hechos y se hizo cargo del cuerpo sin vida del animal que fue atropellado y comenzó las investigaciones para determinar su procedencia y la posible responsabilidad penal o administrativa de su propietario. Tras las indagaciones oportunas se constató que el hombre que sufrió la mordedura de la serpiente era aficionado a coleccionar animales exóticos en la finca de su domicilio situado en Val de Santo Domingo.

Solicitaron la entrada y registro en la vivienda del ahora investigado para comprobar el estado y cuidado de los animales, su legítima titularidad y la concreta peligrosidad existente tanto para las personas como para el medio ambiente en caso de escaparse alguno de ellos.

Con la autorización de entrada y registro, efectivos del Seprona, con la colaboración de los Bomberos de Santa Olalla, accedieron este viernes a la finca y en un anexo a la vivienda se comprobó que el investigado albergaba numerosas serpientes y escorpiones en sus terrarios correspondientes.

Con la ayuda de varios especialistas en el manejo de animales exóticos peligrosos, se consiguieron identificar mediante instalación de chip y catalogar correctamente las más de 30 especies de reptiles presentes, hasta 45 serpientes entre víboras, cobras -una real- y mambas -dos verdes-, además de un boa constrictor. Junto a los reptiles se encontraban también 12 escorpiones y diverso material para su alimentación y cuidado como un arcón congelador lleno de ratones y pequeños animales.

Al no aportar documentación que acreditara su legítima procedencia y autorización para tener estos animales exóticos y altamente venenosos, el Seprona procedió a su inmediata aprehensión, en total 44 serpientes muy tóxicas y 12 escorpiones letales, encontrándose un reptil muerto.

Todos los animales intervenidos han quedado en depósito a disposición de la autoridad judicial y en cuidado en un centro zoológico autorizado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) para la cría y conservación de animales de estas características en la provincia de Toledo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios