'Keith Jarrett. Una biografía' y 'Munich 2016' | Crítica "No hay errores para mí"

  • Un nuevo disco de piano solo y una biografía relanzan la grandiosa figura del pianista Keith Jarrett

Keith Jarrett, en la época de su mítico 'Koln Concert' (1975). Keith Jarrett, en la época de su mítico 'Koln Concert' (1975).

Keith Jarrett, en la época de su mítico 'Koln Concert' (1975). / D. S.

Cuenta Manfred Eicher, fundador y director del sello ECM, que "con Keith no es necesario grabar muchas tomas. Como él mismo afirma, no hay errores para mí. Tan pronto puso fin a sus primeras grabaciones ya sabía lo que quería de sí mismo y de mí". Una concluyente declaración que hay que leer no tanto como un gesto de altanería sino como evidencia de la capacidad de un artista para convertir sus deslices en aciertos. La cita se incluye en la solapa de presentación de Keith Jarrett. Una biografía de Wolfgang Sandner, productor del sello discográfico Wergo, crítico musical y profesor de la Universidad de Marburg, que acaba de poner en las tiendas la activa editorial Libros del Kultrum, con traducción de Richard Gross.

Su edición coincide con la de Munich 2016, un doble disco, publicado en CD y vinilo y registrado en piano solo en el Philarmonic Hall de la ciudad alemana el 16 de julio de aquel año en lo que supone el enésimo rescate –también el más reciente– por parte del sello alemán en su intento de mantener la cuota de actualidad del pianista de Allentown, Pensilvania.

A sus 74 años y aquejado de un síndrome de fatiga crónica que desde finales de los años 90 ha limitado sus apariciones, Jarrett es, en palabras de Sanders, "una figura singular en los escenarios de la geografía concertista del planeta. Es un músico que rebasa los límites de su oficio. Y rebasa, por supuesto, el ámbito del jazz". De hecho, su discografía en el sello ECM no sólo aborda el espacio improvisador sino que también es fecunda en el ámbito de la música clásica en cuya formación comenzó a iniciarse antes de cumplir los tres años. Esta visión enciclopédica de la música y de su instrumento le aporta un distintivo sello, perfeccionado en numerosos formatos pero especialmente documentado en trío y –como en el caso del directo muniqués– en piano solo.

Portada de la biografía recién publicada. Portada de la biografía recién publicada.

Portada de la biografía recién publicada. / D. S.

Como suele ser habitual, un destacado fragmento del concierto lo copa un abierto e imaginativo soliloquio segmentado en bloques a modo de salto sin red que va de la concentrada abstracción al arrebatador lirismo. Free playing lo denominó el propio Jarrett en su momento. Pero el pianista nunca se resiste al encanto del estándar y, reiterando el modelo de otros directos, finiquita el trabajo con una trilogía integrada por el Answer, My Love que popularizara Nat King Cole en 1954, el clásico It's A Lonesome Old Town y una de sus melodías favoritas, Somewhere Over The Rainbow (interpretada por Judy Garland en la mítica película El Mago de Oz de 1939), también incluida en otros registros en vivo como La Scala (1997).

En realidad, el repertorio no es para Jarrett más que un pretexto desde el que desdoblar un arsenal de recursos propio de un artista escéptico y autocrítico, no exento de controversia. Sus imprevisibles y porosos desarrollos surgen como consecuencia de su estado mental, salpicados por discutidos gritos y por una rica gama de efectos donde el piano se convierte en ocasiones en aliado y a veces en contrincante.

Portada del último disco del pianista. Portada del último disco del pianista.

Portada del último disco del pianista. / D. S.

En todos luce la idiosincrasia de un músico amigo de lo superlativo cuya vida y milagros disecciona Sandner en un trabajo que prioriza el ensayístico análisis de la obra sobre sus entresijos personales, desde sus inicios junto a Art Blakey, Charles Lloyd o Miles Davis hasta su vasta discografía como líder, en un abrumador porcentaje con ECM tanto en el entorno jazzístico como clásico.

Las conversaciones del autor con Jarrett alimentan una meritoria obra, rematada con discografía y bibliografía, publicada originalmente en 2015 y que subsana la laguna del pianista en las librerías españolas. No faltan en ella referencias a ejercicios biográficos precedentes como el firmado por Ian Carr en 1991. Todos –discos y libros– suman en el estudio y disfrute de este coloso de la improvisación cuya dimensión no para de crecer... incluso en su ausencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios