El Mati | Crítica

Tradición y renovación

  • El primer disco de El Mati lo muestra como un cantaor versátil y con voluntad de innovación lírica

El cantaor catalán afincado en Sevilla Matías López 'El Mati'. El cantaor catalán afincado en Sevilla Matías López 'El Mati'.

El cantaor catalán afincado en Sevilla Matías López 'El Mati'. / Cortesía Tablao El Cordobés

Lo que más me ha gustado del disco es su voluntad de renovación lírica: sobre melodías tradicionales, que, por supuesto, tienen sus autores, el Mati propone textos nuevos para los trece cantes que incluye el disco con las firmas de autores de hoy. Vicente Tortajada, Pilar González, Fernando María, José Antonio Guerrero y el magnífico Juan Peña firman las letras. Malagueñas de La Trini y tarantos de baile conforman el repertorio levantino del disco. En los estilos festeros muestra su destreza rítmica, fruto de su larga dedicación a cantar para bailar.

Portada del primer disco de El Mati. Portada del primer disco de El Mati.

Portada del primer disco de El Mati.

Jaleos extremeños, bulerías con el baile de Abel Harana, tangos y luminosas cantiñas son estilos donde muestra El Mati su entrega al rito dionisiaco de lo jondo. En la petenera es el violín de José Gregorio Lavera el que le da la réplica desde el lirismo a la voz de El Mati. En las bulerías por soleá reaparecen los pies de Abel Harana.En al menos dos temas, fandangos y tarantos, reconocemos una temática social del todo ausente en el cante jondo de hoy. En la soleá gaditana de Enrique el Mellizo y Paquirrí reconocemos un eco morentiano. El disco se cierra con un homenaje al Lebrijano y su cante de galeras en el que interviene el piano de Alfonso Aroca, ganador del premio El Filón en el Festival de las Minas en 2016. Es uno de los homenajeados en esta obra, uno de esos 4 de los que habla el título, junto a Gaspar de Utrera, Juan Villar y Pansequito. Los cuatro cantaores están explícitamente homenajeados en las Bulerías de los 4 magníficos. El disco se grabó en directo en tres días en el Teatro Oriente de Morón de la Frontera. El Mati se inició como profesional a las 19 años y ha trabajado, hasta ahora, en diferentes tablaos de Sevilla y Barcelona como La Casa del Flamenco, El Cordobés, etc. Ha cantado en las compañías de Cristina Hoyos, Antonio Canales, Belén Maya, Rafael del Carmen, Chano Domínguez, Rafaela Carrasco, Manuel Liñán, Marco Flores y Olga Pericet, entre otros. Aunque nació en Cataluña, hijo de emigrantes extremeños, reside en Sevilla desde hace años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios