Afredo Tejada | Crítica Lirismo y fiereza

  • El segundo disco de Alfredo Tejada, Lámpara Minera 2017, incluye brillantes colaboraciones

El cantaor Alfredo Tejada presenta su segundo disco. El cantaor Alfredo Tejada presenta su segundo disco.

El cantaor Alfredo Tejada presenta su segundo disco. / Grupo Joly

Una obra con grandes colaboraciones en la que los estilos tradicionales, y algunas nuevas composiciones, se presentan aderezados con arreglos de cuerda y coros. Los estilos mineros no podían estar ausentes de esta obra y así encontramos la taranta murciana del Cojo de Málaga interpretada por Tejada con una rotundidad y fiereza asombrosa, con un acompañamiento magistral a cargo de Patrocinio hijo. La soleá es el tema más tradicional de este disco, junto a la murciana. Incluye la guitarra lírica de José Luis Montón, que lleva a cabo un arreglo tan novedoso como efectivo, acompañando ciertos pasajes del cante con un puro arpegio. Cantes de Triana que recorren el arco emocional desde la ferocidad al intimismo senequista. Lo mejor del disco junto a la taranta y la zambra. El fandango de Pérez de Guzmán es un homenaje a Morente que sigue con el Réquiem por Enrique con la guitarra de Antonio Rey. La petenera incluye una colaboración del granadino nacido en Tetuán Shail Serghini. La farruca incorpora unos melosos arreglos en tono menor en la guitarra, las cuerdas y la voz. Las cantiñas son una canción compuesta por Emilio Florido con las voces de Los Makarines.

Portada del disco de Alfredo Tejada. Portada del disco de Alfredo Tejada.

Portada del disco de Alfredo Tejada.

El Pregón del frutero que popularizara Manuel Vallejo, no es una composición anónima, como reza en el libreto de este disco, sino de Currito y Emilio Mezquita. Como tampoco lo es la zambra Carcelero, carcelero, una clásica composición de Quintero, León y Quiroga, el particular homenaje a Manolo Caracol que ofrece Sentidos del alma, con el piano de Melodie Grimard, una composición que se ajusta a la perfección a las características cantaoras de Alfredo Tejada. Mis cinco sentíos son unos personales tangos de Málaga y Granada con letra del cantaor y Guardia Contreras. Las bulerías de inspiración gaditana Casa Manteca incluyen la colaboración de Miguel Poveda. Alfredo Tejada (Málaga, 1979) ha desarrollado una interesante carrera como cantaor para el baile, trabajando con maestros de la talla de Mario Maya o Eva Yerbabuena. En 2017 obtuvo la Lámpara Minera en el Festival de La Unión. Este es su segundo disco tras Directo (2015).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios