El caso del falso cura

Nuevo juicio con dos años de cárcel para el “padre Manolo”

  • Una empresa de préstamos le reclama 32.651€ impagados

El "falso cura" Manuel Tobaja El "falso cura" Manuel Tobaja

El "falso cura" Manuel Tobaja

Comentarios 1

Manuel Tobaja, el falso cura que está acusado de un rosario de presuntas estafas a través de una ONG, se enfrenta a un nuevo juicio: dos años de cárcel pide el fiscal para él por estafar 32.651 euros a una empresa de préstamos.

Tobaja está encarcelado desde noviembre de 2017, denunciado junto a otras personas por una serie de estafas cometidas a la sombra de la fundación Luz del Mundo, que creó para atender a presos. Fuentes del caso cifran el total estafado en tres millones de euros mediante préstamos, créditos bancarios e hipotecas de viviendas.

En esta causa principal, su abogado ha vuelto a pedir la libertad debido a la patología cardíaca que padece Tobaja, aunque en su intento anterior, en junio pasado, el juez le respondió que se trata de dolencias crónicas que pueden ser tratadas por los servicios médicos penitenciarios. Más importante: el juez lo mantuvo en prisión por su “peligrosidad” y “elevado riesgo de fuga.

Con independencia de esta causa que sigue en fase de investigación y bajo secreto en el juzgado de instrucción 4, el juzgado penal 4 ha recibido otra en la que el fiscal pide dos años de cárcel para Manuel Tobaja y Roberto González por un delito de estafa en un préstamo impagado a la empresa especializada Cetelem

El caso se encuentra pendiente de juicio y el juez impuso a ambos el pago de una fianza solidaria de 32.651 euros para asegurar sus responsabilidades pecuniarias. 

En el juzgado de Instrucción 4 se investiga una serie de estafas con préstamos e hipotecas de viviendas por las que han sido acusadas otras nueve personas, que a su vez se declaran víctimas del falso cura. 

El juzgado de instrucción 10, a su vez, mantiene abierta otra causa contra él por el mismo tipo de estafa con préstamos para viviendas, aunque en este caso los denunciantes proceden de Jerez de la Frontera

Tobaja había sido condenado por estafas bancarias en Sevilla en los años 90. Para ello aprovechaba su proximidad a las hermandades y sus conocimientos de arte sacro pues estaba considerado un especialista mundial en el imaginero Castillo Lastrucci. 

En 2000, tras ser confirmada en el Tribunal Supremo su condena de tres años de cárcel, huyó de España a Puerto Rico, donde se hizo pasar por sacerdote, llegó a celebrar bodas y comuniones y fue de nuevo condenado por apropiación indebida de fondos de las comunidades a las que servía. Allí le conocían como el Padre Manolo.

Extraditado a España en 2007, quedó libre a los pocos años y en 2011 creó la Fundación Luz del Mundo por la que ahora se enfrenta a diferentes denuncias.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios