Sustracción de niños al nacer

La Policía localiza a la madre de un posible "bebé robado"

  • Los cuatro hermanos van a someterse a pruebas de ADN para confirmar el parentesco 

  • El bebé fue fruto de una relación extramatrimonial ocultada por un médico 

Imagen de archivo de extracción de ADN para encontrar a los bebés robados Imagen de archivo de extracción de ADN para encontrar a los bebés robados

Imagen de archivo de extracción de ADN para encontrar a los bebés robados / Alberto Domínguez

Comentarios 1

La Policía ha identificado a una enfermera del hospital Virgen del Rocío de Sevilla como la madre de un bebé dado en adopción en 1972 o como conocedora de la verdadera identidad de la madre biológica, tras lo cual los hermanos de las dos ramas ya se han hablado por teléfono y en breve podrían reunirse.

Alfonso Cárdenas, secretario de la Asociación Bebés Robados de Sevilla, explica a este periódico que el bebé era posiblemente hijo de una enfermera del antiguo hospital García Morato (ahora Virgen del Rocío) que mantuvo una relación extramatrimonial con un médico del mismo centro, que entonces estaba casado, tenía tres hijos y que murió tras haber mantenido oculto el asunto durante toda su vida.  

El denunciante J. M. M. aportó  documentación que le habían dado sus padres adoptivos antes de morir y que permitió al grupo Familia-Mujer de la Policía Nacional localizar un acta de adopción ante notario en la que figuraban varios testigos, entre ellos la presunta madre biológica.

Esta mujer era una enfermera que presuntamente mantuvo una relación sentimental con un médico del hospital desde 1966 hasta la muerte de él y que, según declaró su hermana a la Policía, podría haber tenido un hijo o al menos un aborto.

La mujer, ahora de avanzada edad y que vive en una residencia, no desea reabrir el tema pero tanto su hermana como las dos hijas y un hijo del médico sí han hablado con su hermanastro, tienen interés en conocerse y están dispuestos a someterse a pruebas de ADN para confirmar el parentesco, según Cárdenas.

La pareja mantuvo en secreto su relación aunque en la familia del galeno siempre existió la creencia de que había tenido un hijo extramatrimonial y la Policía precisa en su informe que una de las hijas del médico guarda un gran parecido físico con el adoptado.

Entre la documentación aportada al juzgado de Instrucción 17 de Sevilla, que investiga el caso como una posible adopción irregular, se encuentra la carta a un ginecólogo que atendía a la madre adoptiva y datos sobre la vivienda de Sevilla donde pudo haberse hecho la entrega del recién nacido. 

Alfonso Cárdenas y la presidenta de la Asociación Bebés Robados, Carmen Lorente,  expresan su felicitación a jueces, fiscales y a las fuerzas de seguridad por “su gran labor y por este cambio cambio en el desarrollo de las investigaciones”, ya que por primera vez el trabajo “ha conseguido que los familiares puedan conocerse”. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios