Huelva

Los vecinos de El Molino se concentran para reivindicar un barrio sin okupas

  • Inician un calendario de movilizaciones, que se desarrollará hasta el 5 de agosto

Bloque de viviendas ocupado ilegalmente. Bloque de viviendas ocupado ilegalmente.

Bloque de viviendas ocupado ilegalmente. / Josué Correa (Huelva)

Los vecinos de El Molino de la Vega se concentrarán esta tarde, a las ocho de la tarde, en la confluencia de la calle Macías Belmonte con la avenida de las Palmeras, para reivindicar un barrio sin okupas. Se inicia así un calendario de movilizaciones que se desarrollará todos los miércoles hasta el 5 de agosto.

La iniciativa partió de los mismos vecinos y cuenta con el apoyo de la asociación vecinal. En la calle donde se llevará a cabo la concentración se encuentran un bloque de viviendas ocupado de manera ilegal. En la calle Santiago Apóstol hay una nave que salió ardiendo la pasada semana tras una disputa entre dos okupas, y que será derribada debido al mal estado en el que se encuentra la estructura de la edificación.

La presidenta de la asociación vecinal, María Teresa Paus, señala que el caso de la ocupación del bloque de viviendas de Macías Belmonte se encuentra “ya en el juzgado”, pero los trámites judiciales van muy lentos. Paus teme que ahora que los okupas no cuentan con la nave, la situación empeore aún más en el bloque de viviendas. Apunta que la nave era un punto de consumo de droga y le preocupa a los vecinos que “el consumo y menudeo se traslade al bloque de Macías Belmonte”.

Indica que el incendio de la nave “es un aviso de lo que puede pasar en el otro lado y eso es algo que lo llevo anunciando desde hace mucho tiempo”.

Subraya que continuamente hay discusiones entre los okupas, “la agresividad se está incrementando”. Comenta entre los últimos incidentes, la rotura de una puerta de cristal que arrojaron contra uno de ellos. “Esto no puede ser. Igual que ha ardido la nave puede arder el bloque” y éste se encuentra “en una calle estrecha, con edificios al lado y enfrente”.

Hace unos quince días los vecinos iniciaron una cacerolada desde los balcones para exigir una solución, ahora llevan la protesta a la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios