Huelva

Los técnicos del 061 alertan de los riesgos de la caída del sistema

  • Los trabajadores eluden cualquier responsabilidad y se muestran preocupados ante las consecuencias para el ciudadano

  • La incidencia técnica ha sido atajada con urgencia y el servicio ya se ha restablecido

Dos sanitarios del 061 atendiendo a un paciente. Dos sanitarios del 061 atendiendo a un paciente.

Dos sanitarios del 061 atendiendo a un paciente. / H.I. (Huelva)

La caída del sistema informático del 061 desde el pasado jueves ha provocado un auténtico caos en la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), el 061. Los trabajadores, conscientes de las consecuencias que puede tener para la ciudadanía un mal servicio, remitieron ayer mismo una carta a la delegada de Salud, Manuela Caro, para transmitirle su desasosiego ante esta situación y eludir cualquier responsabilidad sobre este asunto.

Así consta en la misiva, a la que ha tenido acceso Huelva Información y en la que los gestores telefónicos y los médicos coordinadores muestra "nuestra preocupación por todo lo que conlleva" el fallo informático, que ha supuesto "multitud de dificultades para la gestión de las llamadas de urgencias y emergencias, con el consiguiente trastorno y perjuicio para los ciudadanos, situación esta de la que en modo alguno somos responsables los profesionales de este colectivo".

Los técnicos entienden que si no se adoptan "medidas urgentes" para restablecer el sistema, las dificultades persistirán y pueden tener graves consecuencias para las personas que necesiten al 061. Entre ellas, destacan que al no tener acceso a la información del sistema (historias clínicas, recursos sanitarios disponibles -ambulancias, equipos médicos...), no se puede garantizar la efectividad de la respuesta sanitaria que ofrece EPES.

Además, "no se han grabado las llamadas, al solo funcionar los teléfonos ordinarios de mesa y no el sistema de grabación que va asociado al sistema informático, con la consiguiente repercusión en las garantías tanto para los usuarios como los profesionales; tampoco ha habido un registro de status, es decir del estado de ocupación de los recursos con el consiguiente trastorno para el conocimiento de la operatividad de los mismos".

Estos empleados señalan que el punto culmen de la avería se produjo el jueves entre las 13:10 y las 13:25, minutos en los que incluso no funcionaron los teléfonos, "con la consiguiente desatención de las urgencias".

Por todo, entienden que "no se nos puede hacer partícipes de las distintas responsabilidades que se podrían exigir por los ciudadanos en aquellas denuncias o reclamaciones que, con motivo del fallo informático, a buen seguro se interpondrán por los usuarios o familiares de aquellos que puedan ser exigidas en los distintos órdenes jurisdiccionales".

Desde la Delegación de Salud y Familias se asume la incidencia técnica que el jueves "obligó a activar el plan de contingencia previsto", de modo que se pudieran seguir atendiendo las llamadas. La Junta de Andalucía agrega que EPES "ha reforzado todas sus salas con más personal y medios técnicos, de forma que todos los centros están atendiendo llamadas en estos momentos". Al cierre de esta edición el sistema técnico ya estaba prácticamente restablecido.

UGT, por su parte, entiende que las redes y las tecnologías de software "pueden fallar en un momento dado, pero también reivindicamos un sistema alternativo para cuando esto suceda, de forma que la calidad de la prestación del servicio no decaiga".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios