Huelva

Las tasas municipales dan un respiro de cara a la cuesta de enero

  • El Ayuntamiento de Huelva volverá a dar una tregua a sus medidas fiscales en este año. 

  • El Gobierno en coalición prometer aumentar el SMI hasta los 1.200 euros durante la legislatura

Los onubenses visitan el Mercado del Carmen para hacer sus compras. Los onubenses visitan el Mercado del Carmen para hacer sus compras.

Los onubenses visitan el Mercado del Carmen para hacer sus compras. / Alberto Domínguez (Huelva)

Las hojas del calendario de 2019 se desechan con la entrada del nuevo año y las preocupaciones de los onubenses acerca de como cambiará su bolsillo en 2020 comienzan a aflorar.

En lo que al apartado local se refiere, el Ayuntamiento de Huelva aprobará en el próximo pleno municipal la congelación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), tal y como avanza Huelva Información. Este ritual se mantiene por cuarto año consecutivo para compensar la revisión al alza del valor catastral. De este modo, tras la última campaña de recaudación de este impuesto, se alcanzaron alrededor de 32,4 millones de euros, una cifra que se aleja de los más de 35 millones que se recaudaron en 2016 o 2017.

En esta línea, la tregua en las tasas municipales se extiende también al agua y al alcantarillado. Igualmente, el precio del autobús urbano tampoco se resentirá, después de que desde 2012 el billete ordinario no haya experimentado modificación alguna. De hecho, Huelva es la capital de provincia andaluza cuyo bonobús es más barato, costándole 0,65 euros el viaje a cada ciudadano. No obstante, en lo que al coste de los univiajes se refiere, Jaén y Almería son más baratas que Huelva. Con este mantenimiento de las tasas, el Consistorio aboga por una política fiscal “más justa y equitativa”.

Frente a tales congelaciones, sí que experimentarán una subida en el precio los palcos de la Carrera Oficial en Semana Santa, cuyo coste ascenderá a los 240 euros, un 20% más que en el año anterior. Esto viene dado por el alargamiento de la Carrera Oficial con motivo de las obras que se vienen llevando a cabo en los edificios de la antigua Hacienda y del Banco de España, en tanto que el pago a las bandas crece al tratarse de un trayecto más largo. Esta subida se preveía en un principio para dos Semana Santa, pero tras los últimos obstáculos en las obras, se podría extender algún tiempo más. Además, el Consejo de Hermandades está pendiente del impacto del IVA en el precio final.

Por su parte, el Índice de Precios al Consumo (IPC) ha experimentado un crecimiento del 0,2% en la variación anual de noviembre, mientras que en la variación mensual creció únicamente un 0,11%, según rezan los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A niveles más concretos, en la horquilla anual se advierten una tasa del 1,7% en los alimentos, 1,4% en las bebidas alcohólicas, un -0,5% en las bebidas no alcohólicas, 0,1% en el tabaco, 1% en vestido, 1,7% en el alquiler de viviendas, 0,6% en el suministro de agua y otros servicios relacionados con la vivienda y un 0,7% en los servicios de transporte.

A nivel general, uno de los cambios más notables se apreciará en el recibo de la luz con el nuevo sistema de fijación de precios que variarán en función de la hora del consumo. En este sentido, hay tres tramos en los que el precio varía sustancialmente, entre los que figuran el barato (de 12 de la noche a 8 de la mañana); el caro (de 10 de la mañana a 2 de la tarde y de 6 de la tarde a 8 de la noche, y todo el fin de semana y festivos), costando el doble que el barato; y el intermedio (en el resto de horas), cuyo coste se verá aumentado en un 20% respecto al barato. Por ello, los españoles tendrán ante sí la posibilidad de poner un lavavajillas a una hora determinada para que el precio sea menor. Tales horarios inciden en los que tengan tarifa regulada o PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor).

Junto a la luz, el gas representa otra de las principales preocupaciones de la población, ante la incertidumbre que nace cada año respecto a las subidas y bajadas. Con la entrada del año, la Tarifa de Último Recurso (TUR) de gas natural descendió en un 4% de media respecto al último trimestre. Así, para los consumidores TUR1 baja un 3,3%, mientras que para los consumidores TUR2 (consumos anuales entre 5.000kWh y 50.000 kWh) cae un 4,2%.

Por otro lado, el coste de la bombona de butano volverá a ser revisado el tercer martes de este mes de enero. La última actualización del mismo se produjo en el mes de noviembre, en el que la subida fue del 4,86%, hasta alcanzar los 12,74 euros. Pese a este incremento, muy lejos quedan los 17,5 euros que costaba la bombona de butano en 2015.

En lo que a los billetes de tren se refiere, Renfe subirá el precio en 2020, encareciendo el del AVE convencional en un 1,10% y los de Cercanías y regionales en un 1%, si bien las tarjetas multiviajes (diez viajes o más) quedarán exentas de un incremento en sus precios. De este modo, se trata de la primera subida en tres años de los billetes de AVE y la primera desde 2015 en los Cercanías. Frente a ello, cabe destacar el nacimiento del AVLO, el AVE low cost que tendrá unos precios mucho más asequibles para el ciudadano medio.

Uno de los aspectos que el Gobierno en coalición aborde, en caso de lograr la investidura, es la subida del Salario Mínimo Interprofesional. De esta manera, ambos partidos persiguen que el SMI crezca hasta alcanzar el 60% del salario medio en España, por lo que, si esto se cumple, se podría hablar de unos 1.200 euros al final de la legislatura. En 2019, el SMI ya se incrementó de los 736 a los 900 euros, un 22,3%.

En el caso de que la investidura llegue a buen puerto, otra de las medidas que pretende apuntalar el nuevo Ejecutivo es la de subir el IRPF a las rentas altas (dos puntos para las que superen los 130.000 euros y cuatro para las que sean superiores a los 300.000), así como una tributación mínima de un 15% en el impuesto de sociedades.

Uno de los mayores encarecimientos lo experimentará el sello de Correos para enviar cartas y tarjetas postales normalizadas y de hasta un peso de 20 gramos a destinos dentro del territorio nacional, los cuáles costarán 0,65 euros, lo que supone un 8,33% más que en el año anterior. Por su parte, los sellos para enviar mensajes a países europeos (incluido Groenlandia) aumentarán su precio un 3,57%, por lo que su coste se situará en los 1,45 euros, mientras que los que se envíen al resto de destinos, crecerán un 3,3%, lo que supondrá un precio de 1,55 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios