Contenido patrocinado

El sector del turismo pide una mayor atención en las “cosas de casa”

Arcángel en un momento de la gala. Arcángel en un momento de la gala.

Arcángel en un momento de la gala. / Jordi Landero

El sector del turismo, uno de los principales motores económicos de la provincia de Huelva, junto con la agricultura, ha desplegado esta semana sus mejores galas en el marco de la II Gala del Turismo, un acto en el que el Círculo Empresarial de Turismo, en colaboración con el Patronato Provincial de Turismo, han reconocido a distintas personas y entidades que han destacado por su trabajo y esfuerzo en favor del desarrollo de dicho sector en la provincia de Huelva.

A diferencia de otras ocasiones, en el marco de dicho acto, además de las tan repetidamente solicitadas infraestructuras que necesita la provincia onubense en materia de comunicaciones y movilidad para seguir desarrollando el destino, el mensaje estuvo centrado esta vez en reclamar una mayor atención en las "cosas de casa", o lo que es lo mismo, en aquellas que "dependen directamente de nosotros y no de decisiones en Madrid o en Sevilla, y que con voluntad y esfuerzo de todos podemos conseguir si nos lo proponemos".“Sin querer particularizar en nada, ni en nadie”, el presidente del Círculo Empresarial de Turismo, José Manuel Díaz se refería con estas palabras en su discurso a aquellas "incidencias" que “nos encontramos un día sí, y otro también”, y que según su criterio "afectan a la base esencial de lo que tiene que ser un destino turístico" como el estado de limpieza de los núcleos turísticos -viales, zonas ajardinadas e incluso playas-, los problemas relacionados con el servicio de transporte público, la oferta clandestina o la ocupación sin control de espacios públicos por parte de autocaravanas, entre otras cuestiones.

Y es que, según prosiguió Díaz, un destino turístico "que se precie como tal", debe cuidar "al detalle", entre otras cosas, los servicios, las infraestructuras para garantizarlos, la atención preferente al visitante, o la ordenación y mantenimiento de recursos como la playa, los senderos y otros lugares paisajísticos, lo cual a su juicio "desafortunadamente, no está ocurriendo".

Cualquier destino turístico que se precie, insistió el presidente del Círculo Empresarial de Turismo, "debe atender con carácter prioritario" estas cuestiones, ya que a su juicio "de nada sirve mantener una oferta turística de primer nivel" como la de Huelva, si el entorno y los servicios disponibles en el destino "no guardan una correlación con lo que se ofrece al cliente".

Uno de los momentos de la gala. Uno de los momentos de la gala.

Uno de los momentos de la gala. / Jordi Landero

Una situación que Díaz achacó, entre otras cosas, a dificultades en trámites administrativos, falta de interés en la gestión, o escasa o nula atención a problemas sobrevenidos que afectan al aprovechamiento de los recursos turísticos, lo cual unido a las carencias estructurales en materia de infraestructuras como la "muy deficiente" conectividad del destino, no contar con aeropuerto, ave y comunicación razonable con mercados de gran importancia actual para el sector por carretera a través de la N-435 o la Huelva-Cádiz, "hace que casi sea un milagro obtener los datos y resultados que afortunadamente venimos consiguiendo en los últimos años".

También tuvo palabras José Manuel Díaz para otro tipo de problemas, los cuales catalogó como "amenazas ciertas", que también inciden en el desarrollo de la actividad turística, pero que "no podemos controlar": recesión económica, destinos emergentes competidores, Brexit o guerras comerciales entre países.Para dar solución a lo que el sector denominó en el acto como "cosas de casa", Díaz quiso dejar claro que "no queremos subvenciones, queremos herramientas" ya que según precisó “nunca nos habrán oído pedir ayudas como consecuencia de la baja ocupación que hemos tenido en momentos puntuales por las inclemencias del tiempo, lo cual no sucede en otros sectores productivos, o lamentar el abandono que muchos destinos padecen una vez concluidos los meses de verano”. En este sentido enfatizó que el sector pide simplemente que se favorezca y se den las condiciones mínimas para poder desarrollar su actividad con cierta garantía de éxito y, a ser posible, durante el mayor tiempo posible a lo largo del año.

En relación a esta última cuestión, la estacionalidad, Díaz añadió que no se puede luchar contra ella si "desafortunadamente para muchos, menos para los profesionales del sector, la temporada empieza el 21 de junio y termina el 31 de agosto". En este sentido se preguntó: "¿Qué pasa con el turismo de interior o el de golf, o con los clientes que, gracias al esfuerzo de algunos de nosotros en intensificar la promoción y la comercialización, llegan a nuestros establecimientos a partir del mes marzo? Es un verdadero sinsentido".A pesar de todo ello, el presidente del Círculo Empresarial de Turismo de la Provincia de Huelva no quiso concluir su intervención sin lanzar un mensaje positivo y optimista de cara al futuro, ya que según subrayó, el sector turístico onubense "está en forma" tras llevar casi ocho años en la senda de un crecimiento sostenido, por ir poco a poco alargando las temporadas -este año más de siete meses con una producción interesante-, o siendo Huelva la cuarta provincia española que más empleo vinculado al sector ha generado hasta el pasado mes de septiembre.

Momento de la gala. Momento de la gala.

Momento de la gala. / Jordi Landero

En definitiva, indicó, el sector "está preparado para dar ese salto que todos deseamos, solo tenemos que creérnoslo". Es por ello por lo que solicitó finalmente a todos los presentes, entre los que había alcaldes y concejales de los principales municipios turísticos de la provincia, así como representantes de otras administraciones con competencia en materia de turismo como la Diputación provincial de Huelva o la Junta de Andalucía, "hacer posible la existencia de un frente común de todos los partidos políticos y administraciones para posibilitar la resolución de todos los problemas antes expuestos".

"El turismo exige unidad de acción –prosiguió– y que sea considerado como una cuestión de estado por parte de todos los agentes que operan en torno al sector para posibilitar su consolidación como uno de los principales motores económicos de nuestra provincia". "No nos defrauden, por favor", concluyó.

Por su parte, el presidente del Patronato Provincial de Turismo de Huelva y de la Diputación Provincial, Ignacio Caraballo, subrayó en relación a esta cuestión que los problemas del sector "son ciertos, no vamos a negarlos y todos los compartimos", a pesar de que a su juicio las posibilidades de desarrollo de la provincia en esta materia "son impresionantes".

En este sentido abogó por "salvar entre todos las dificultades", ya que según prosiguió las sinergias del trabajo conjunto entre las administraciones y el sector privado "da finalmente sus frutos".