Huelva

El sector citrícola baja sus cotizaciones en un 23% en el curso 2018-2019

  • Los costes de producción en materia de energía eléctrica, combustibles y mano de obra crece con respecto al pasado año

Un agricultor recoge cítricos sobre una escalera. Un agricultor recoge cítricos sobre una escalera.

Un agricultor recoge cítricos sobre una escalera. / H.I. (Huelva)

El sector citrícola andaluz ha dado por concluida la campaña de 2018/19 definida por ellos mismos como “crítica” después de la obtención de unos resultados poco favorables, al haberse registrado un descenso generalizado de las cotizaciones del 23 % de media, además de una disminución de la demanda en los mercados.

Así se recoge en el Informe de fin de campaña realizado por el Observatorio de Precios de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, en el que los técnicos precisan que la campaña también ha estado marcado por las incidencias que se han producido en el desarrollo biótico del cultivo y el aumento de los costes de producción relacionados con la energía eléctrica, combustibles y la mano de obra.

Pese a que ha habido una mayor producción en árbol, con motivo de la ausencia de incidencias climatológicas extremas durante el desarrollo del ciclo biológico del cultivo, el retraso que se ha registrado al comienzo de la campaña, dependiendo de la zona de producción, ha llegado a ser de dos o tres semanas y, por consiguiente, provocó el solape en la producción y comercialización de las distintas variedades de cítricos.

En lo que respecta a la comercialización de los cítricos andaluces, en la campaña 2018/19 se ha registra un descenso medio generalizado del 23 % en las cotizaciones, variando entre el 15 % en el caso de la naranja, el 25 % en el limón y el 29 % en la mandarina.

En general, la campaña, según recoge el informe, ha estado caracterizada por "un ritmo lento y escalonado" en la recolección en campo, como consecuencia de las bajas cotizaciones, lo que ha supuesto, asimismo, un ritmo de trabajo en las centrales de manipulación y envasado inferior al de campañas precedentes.

También han influido en la ralentización de la comercialización: la salida al mercado de fruta con un índice bajo de maduración, la concentración de la oferta nacional, el aumento de los costes de recolección o las dificultades para encontrar mano de obra en el campo.

Por otro lado, otras circunstancias externas también han incidido en el desarrollo de la campaña, como la presencia en el mercado de fruta procedente de otros países productores con precios más competitivos, los problemas logísticos de transporte ocurridos en Francia, o la ausencia de bajas temperaturas, que tanto se asocian con el consumo de este tipo de fruta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios