Huelva

La restricción de movilidad deja al turismo en mínimos en noviembre en Huelva

  • La provincia registra 5.794 viajeros en el penúltimo mes del año

  • El coronavirus causa el descenso de hoteles abiertos y plazas, y la ocupación media se reduce a sólo un 11%

Fachada de un establecimiento hotelero de la capital onubense. Fachada de un establecimiento hotelero de la capital onubense.

Fachada de un establecimiento hotelero de la capital onubense. / Alberto Domínguez

“Sin movilidad no hay turismo”. Sin duda es una de las frases más repetidas desde el sector onubense durante estos meses atrás. La actividad, la previsión y las cuentas son nulas cuando no se puede salir de la comunidad autónomo, de la provincia, e incluso de los propios municipios. La pandemia del coronavirus ha sido la consecuencia directa para que el mes de noviembre –uno de los peores en cuanto al número de contagios en la provincia de Huelva– sea un tachón negro más en este 2020 para los hoteles onubenses. A finales de octubre, con la llegada del Puente de Todos los Santos comenzaron las restricciones de movilidad más duras ejecutadas por la Junta de Andalucía con el cierre de la comunidad autónomo, además de algunas provincias; que días más tarde se endurecieron con el cerrojo a todos los municipios de Andalucía.

Ante esa situación, el sector turístico poco o nada puede hacer y así los números del Instituto Nacional de Estadística lo reflejan. Durante el mes de noviembre, la provincia de Huelva registró 5.794 visitantes. Una cifra mínima e histórica. Aunque el penúltimo mes del año no se contabilizan grandes números, el de este 2020 ha sido siete veces inferior al de 2019, cuando se registraron 36.882.

Uno de los subsegmentos castigados ha sido el golf, que debería ser su temporada alta con la llegada de turistas internacionales, que cuentan además con un alto poder adquisitivo sumado a una estancia media de una semana. Esto no se ha producido este año y la bajada del turismo extranjeros ha pasado de 5.537 visitantes a tan solo 578. Todas estas cuestiones han derivado en un desplome del 88,2% de las pernoctaciones en los hoteles del territorio onubense.

Hay que reseñar también que con las restricciones de movilidad, una parte importante de las personas alojadas corresponden a trabajadores de corta o larga estancia en la provincia. Andalucía volvió a ser el origen de la mayoría de los visitantes nacionales con el 63%. Le siguen las comunidades de Madrid (7,71%) y Valencia (5,87%). Esta última se cuela en entre los tres primeros, donde suele estar Extremadura, que en esta ocasión representó el 5,73% de los viajeros.

Todas las restricciones que había en la provincia de Huelva derivaron en un menor número de establecimientos hoteleros abiertos en comparación con el año pasado. Si en noviembre de 2019 había 114 hoteles disponibles, en este pasado mes los que permanecían abiertos eran 78. Desde que terminó la temporada estival muchos han sido los establecimientos hoteleros onubenses que decidieron no alargar la temporada alta hasta más allá de octubre debido a la escasa movilidad de visitantes a causa de la pandemia del coronavirus.

Una consecuencia directa es el descenso en el número de trabajadores en los hoteles durante el mes de noviembre. Sólo había 327 empleados, mientras que en el ejercicio de 2019 en las mismas fechas se contabilizaron un total de 950.

También, hay que tener en cuenta el número de plazas abiertas. Huelva cuenta con unas 30.000 plazas hoteleras de las que sólo 3.980 estuvieron abiertas durante el mes de noviembre. El año pasado, a estas alturas del año, las plazas disponibles eran 9.944. Y además, el escaso número de viajeros, sumado al descenso de pernoctaciones ha provocado que la ocupación media del mes de noviembre se situase en un 11%, 26 puntos menos que el año pasado, cuando se registró un 37,38%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios