Huelva

El respeto por las víctimas se impone

  • Homenaje en paz de Barcelona a los afectados por los ataques yihadistas en las Ramblas y Cambrils

  • Una pancarta contra el Rey chirrió en el acto central

Barcelona rindió ayer homenaje a las víctimas de los atentados terroristas de las Ramblas y Cambrils del 17 de agosto del año pasado, que dejaron 16 muertos y más de 150 heridos. La conmemoración culminó con un emotivo acto en la plaza de Catalunya, donde colgaba una pancarta en la que se espetaba al rey Felipe VI que no era bienvenido, aunque el protagonismo lo monopolizaron las víctimas y los profesionales de los servicios sanitarios, de emergencias y seguridad que atendieron a todos los afectados.

El silencio fue la gran divisa del homenaje, aunque la presencia del Monarca suscitó algunas concentraciones a favor y en contra, que chocaron al final de los actos.

Torra tuvo palabras para el ex 'conseller' Forn, a quien visitó en la prisión de Lledoners

La nota positiva, a diferencia de lo ocurrido en la manifestación del año pasado, fue que la marcha no se convirtió en una bronca política. Más vale prevenir. Se descartaron los parlamentos de las autoridades y se dio el máximo protagonismo a las víctimas y a los profesionales de los servicios públicos del 17-A.

El homenaje arrancó con El cant dels ocells (El canto de los pájaros), un oficioso himno de la paz compuesto por Pau Casals, que interpretaron quince alumnos violoncelistas de escuelas municipales de Barcelona, al que siguió la lectura de un fragmento de un poema de John Donne, Devociones sobre situaciones inesperadas, leído por ocho jóvenes que profesan distintas religiones en las ocho lenguas de las víctimas del 17-A.

La presentadora del acto, la periodista Gemma Nierga, tomó la palabra para resaltar que Barcelona es una "ciudad de paz", que ayer se volcó en mostrar su solidaridad y acompañar a las víctimas, que estaban en primera fila, por delante de las autoridades.

Además, cincuenta alumnos de las escuelas municipales de música y el Conservatorio municipal interpretaron Imagine, de John Lennon; Somewhere over the raimbow, de El Mago de Oz; Hallelujah, de Leonard Cohen, y Qualsevol nit pot sortir el sol, de Jaume Sisa, que algunos de los asistentes tararearon.

"Barcelona os acoge y os quiere acompañar en el dolor. Queridas familias que habéis sufrido tanto y que tanto sufrís, acabamos este acto, pero no dejaremos de acompañaros, porque queremos la paz, pero no queremos la indiferencia", afirmó Nierga antes de dar por concluido el acto.

Con los Reyes y las demás autoridades en segunda fila, en el acto no hubo presencia de símbolos políticos, más allá de algunas banderas españolas, ni gritos partidistas, únicamente algunos tímidos de ¡Viva el Rey! cuando llegó el Monarca.

Entre las autoridades presentes en el acto figuraban, además de los Reyes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el de la Generalitat, Quim Torra; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de Aragón, Javier Lambán -una de las 16 víctimas era de esta comunidad-, así como representantes de los partidos políticos, la justicia, las fuerzas de seguridad y los equipos de emergencia.

Otro epicentro de los homenajes a las víctimas fue el mosaico de Joan Miró en las Ramblas -justo en el punto donde Younes Abouyaaqoub finalizó su macabro recorrido con la furgoneta el pasado 17A-, donde las autoridades depositaron ramos de flores a primera hora de la mañana.

Posteriormente, otros ciudadanos y dirigentes de partidos políticos se sumaron a esta iniciativa y también depositaron flores en este mosaico.

Grupos de independentistas n colgaron a primera hora de la mañana, frente al mosaico de Joan Miró, en las Ramblas, y anoche, en un edificio de la plaza de Cataluña, pancartas contra la presencia del Rey en Cataluña, ante lo que los Mossos d'Esquadra aseguraron que la competencia para retirarlas eras del Ayuntamiento liderado por Ada Colau, ya que no comporta un riesgo de caída inminente.

Torra manifestó, por su parte, su "sincero" reconocimiento a los profesionales de los Mossos y de seguridad, sanidad y emergencias en el 17-A por su "vocación de servicio", así como al ex conseller de Interior, Joaquim Forn, "injustamente" en prisión, y al ex mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero.

En una declaración institucional en Palau, Torra señaló que Cataluña ha "salido más reforzada y unida" como sociedad "democrática, pacífica, plural y tolerante" y como "tierra de acogida".

El presidente catalán, que compareció junto a los miembros del Govern en la galería gótica del Palau de la Generalitat, homenajeó por la tarde a Forn, en un acto organizado por la ANC y Òmnium tras visitarlo en la prisión de Lledoners -en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona)- en la que está preso.

Ên el acto ante la prisión, al que asistieron miembros del Govern, afirmó que los soberanistas están más fuertes que nunca, decididos a hacer realidad la república catalana, y no pararán hasta que los presos sean libres: "Vamos a atacar a este Estado español injusto", proclamó el jefe del Govern.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios