Huelva

Condenada a 4 años por llevar el bolso lleno de droga y herir a policías en el forcejeo en Huelva

  • La mujer, que es traficante reincidente, portaba 152 paquetillas de cocaína, 53 envoltorios de heroína, 10,7 gramos de hachís y una balanza de precisión

La calle Garcilla de Marismas del Odiel, donde sucedieron los hechos en 2017. La calle Garcilla de Marismas del Odiel, donde sucedieron los hechos en 2017.

La calle Garcilla de Marismas del Odiel, donde sucedieron los hechos en 2017. / Google Maps (Huelva)

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia de Huelva por la que se condena a cuatro años, nueve meses y un día de prisión a una mujer que llevaba en el bolso droga destinada a la venta y que, después de forcejear con dos agentes de la Policía Nacional onubense, llegó a lesionarlos.

En el auto de inadmisión del recurso de casación de la acusada, al que ha tenido acceso Huelva Información, consta que los hechos ocurrieron en torno a las 18:45 del 4 de julio de 2017, momento en el que fue "sorprendida por agentes del Cuerpo Nacional de Policía en la calle Garcilla de Huelva", en la barriada de Marismas del Odiel.

Portaba un bolso en cuyo interior llevaba una balanza de precisión para el pesado del estupefaciente, 53 envoltorios de heroína (5,68 gramos con un valor de mercado de 654 euros), 10,7 gramos de hachís (con un precio de 62 euros) y 152 paquetillas de cocaína (16,4 gramos valorados en más de 3.000 euros). En total se hubiera embolsado 3.725 euros por la venta de la mercancía.

En el momento de la detención, como se precisa en los hechos probados de la sentencia primigenia, "opuso resistencia y se produjo un forcejeo con el bolso que portaba, cayendo al suelo" con uno de los policías, quien sufrió un esguince. Cuando el segundo agente "le iba a colocar las esposas, la acusada le agarró la mano izquierda y le dobló el tercer dedo, ocasionándole artritis traumática interfalángica proximal".

Por todo, ha sido condenada a cuatro años y medio de prisión por un delito contra la salud pública en su modalidad de sustancias que causan y no causan grave daño a la salud, sobre el que se impone la agravante de reincidencia: la procesada había pasado muchos años en un penal después de ser condenada tres veces (en 1999 y 2000) a cuatro, nueve y tres años de prisión por delitos de narcotráfico.

El Supremo, que rechaza todos los argumentos casacionales de la defensa, ratifica también la pena de tres meses de prisión que debe cumplir por un delito de resistencia a la autoridad. Por los dos delitos leves de lesiones, la acusada pagará una multa de 180 euros e indemnizará a los policías heridos con 200 y 120 euros, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios