Tribunales

Un año de prisión por irrumpir en la casa de su ex esposa en Cartaya y abofetearla

  • El condenado rompió la orden de alejamiento, atosigó a la mujer y rompió la puerta de una patada

Fachada de los Juzgados de Ayamonte. Fachada de los Juzgados de Ayamonte.

Fachada de los Juzgados de Ayamonte. / Josué Correa

El Juzgado de lo Penal número tres de Huelva ha condenado a un hombre a un año de prisión por romper la orden de alejamiento de su ex esposa, atosigarla, irrumpir a la fuerza, tras romper la puerta de una patada, en su casa y con ánimo de atentar contra su integridad física, abofetearla.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, lo considera autor de un delito de lesiones sobre la mujer con quebrantamiento de condena por el que, además de la pena de prisión, le priva del derecho a la tenencia y porte de armas durante tres años.

Además le impone prohibición de aproximación a menos de 1.000 metros de su ex pareja, a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro que frecuente y no comunicarse con la misma por cualquier medio o procedimiento durante cinco años.

Se considera probado que el acusado, con antecedentes penales computables a efectos de reincidencia, fue condenado por sentencia firme por el Juzgado de Instrucción número tres de Ayamonte como autor de un delito de amenazas sobre la mujer con quebrantamiento de medida cautelar, a la pena, entre otras, de prohibición de aproximación a menos de 500 metros a su ex esposa durante 16 meses.

A pesar de que se le requirió que se abstuviera de aproximarse y comunicarse con la perjudicada en cualquiera de las formas prohibidas y que era consciente de las consecuencias de su incumplimiento, el día 15 de enero de 2020 sobre las 10:30 se acercó al domicilio que había sido conyugal sito en Cartaya donde residía la perjudicada y comenzó a llamar insistentemente a la puerta.

Ante la actitud de la víctima que no le abrió, pegó una patada a la puerta, la rompió y se introdujo en el domicilio donde con ánimo de atentar contra su integridad física, dio a la mujer una bofetada en la mejilla izquierda.

La víctima sufrió por ello lesiones consistentes en eritema en el arco mandibular izquierdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios