Huelva

El 61% de los onubenses están a una hora del hospital en caso de ictus

  • El 80% de los afectados por este accidente cerebrovascular recibirán asistencia en el Juan Ramón Jiménez

Algunas de las camas habilitadas en la nueva Unidad de Ictus del Juan Ramón Jiménez. Algunas de las camas habilitadas en la nueva Unidad de Ictus del Juan Ramón Jiménez.

Algunas de las camas habilitadas en la nueva Unidad de Ictus del Juan Ramón Jiménez. / alberto domínguez

El 61,1% de la población de la provincia de Huelva se encuentra a una hora de la Unidad de Ictus inaugurada el pasado lunes en el Juan Ramón Jiménez. Así lo indica el Protocolo provincial del Código Ictus (Huelva), que marca la actuación de los profesionales en caso de un accidente cerebrovascular.

Se trata de un patología considerada como tiempo-dependiente con lo que los períodos de respuesta son determinantes para salvar la vida de la persona y evitar posteriores secuelas. El propio protocolo reconoce que "Andalucía tiene una de las peores tasas de morbilidad y de mortalidad asociada al ictus del país y en el caso específico de Huelva (junto con Sevilla y Cádiz), uno de los peores resultados, presentando cifras de mortalidad en torno al 18%-20% y alcanzando en algunas áreas rurales cifras superiores al 30%". Aunque también hay motivos para la esperanza, ya que el 90% de los ictus pueden prevenirse, por lo que ha de hacerse especial hincapié en las campañas de concienciación y prevención.

Con la apertura de la Unidad de Ictus, el Juan Ramón Jiménez se ha vuelto un referente provincial para esta patología, aunque no será el único sitio en el que se trate. De hecho, desde esta semana el 80% de la población de Huelva recibirá atención directa de la Unidad y el 20% restante lo hará de manera indirecta coordinada desde la Unidad de Ictus a través de teleictus, de lo que están provistos tanto el Infanta Elena como Riotinto.

Como ya se ha comentado, se trata de un episodio tiempo-dependiente y hay que tener en cuenta que, según los cálculos del 061, el 20% de la población provincial tardará en desplazarse entre 60 y 90 minutos a un hospital, y el 18,7% más de 90 minutos. En este último caso se encuentran los habitantes de la Sierra, Andévalo occidental y Condado oriental.

Pero aun así, hay un pequeño porcentaje que acabará en el Virgen del Rocío de Sevilla y que no llega al 5% de los afectados. El desplazamiento a este centro sanitario se realizará en caso de que al paciente se le tenga que practicar una trombectomía. Sea como fuere, el protocolo insta al traslado del paciente en el menor tiempo posible al centro de referencia indicado, aunque esto a veces no esté en manos del sistema sanitario, ya que en algunas ocasiones es el paciente el que demora la llamada para recibir asistencia por desconocimiento de los síntomas.

La guía asistencial toma como referencia los Protocolos de Neurología Vascular que son los del Virgen del Rocío y Macarena de Sevilla, pero adaptados a las circunstancias del Juan Ramón e Infanta Elena. En su contenido se encuentra una importante referencia a la rehabilitación, una asistencia que será básica para el paciente superviviente. Tal es así que se indica que "se solicitará rehabilitación desde el momento del ingreso".

El ictus constituye uno de los problemas y retos sociosanitarios más importantes a nivel mundial. Esto es debido a su elevada incidencia (500 por 100.000 habitantes, 120.000 casos cada año en España, 1 cada 6 minutos), es la primera causa de fallecimiento en la mujer y la segunda en la población mundial, también presenta una elevada morbilidad, ya que es la primera causa mundial de discapacidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios