Sanidad

Cien pacientes son operados de oclusión crónica coronaria al año

  • Se trata de una intervención compleja que permite alargar la supervivencia

Las intervenciones se realizaron en directo en dos pacientes y transmitidas en streaming. Las intervenciones se realizaron en directo en dos pacientes y transmitidas en streaming.

Las intervenciones se realizaron en directo en dos pacientes y transmitidas en streaming. / Domínguez (Huelva)

No todos los hospitales españoles tratan las oclusiones crónicas de las coronarias, pero el Hospital Juan Ramón Jiménez sí. El centro sanitario realiza cada año unas 100 intervenciones de esta naturaleza, que son complejas, y que representan el 10% del total de angioplastias que se llevan a cabo en el Juan Ramón, centro de referencia a nivel provincial en este ámbito.

Tal y como explicó el jefe de Cardiología del Juan Ramón, José Díaz, las oclusiones crónicas se producen cuando una arteria sana presenta un tramo de fibrosis o calcificación que tiene como consecuencia una obstrucción completa del flujo sanguíneo. Son lesiones de más de tres meses de evolución, incluso de años, por lo cual resulta extremadamente complejo su tratamiento mediante un cateterismo convencional para volver a abrirlas y recanalizar la circulación.

La intervención es compleja. Como la coronaria está totalmente obstruida, calcificada y con fibrosis, no se puede introducir el catéter tradicional. La alternativa es “cruzar el corazón a través del músculo , es decir, las coronarias son arterias que rodean el corazón y las abres. En este caso, te metes por una coronaria, atraviesas el corazón y abres la que está obstruida. De esta manera, hay que atravesar todo el corazón y esa es la razón por la que la intervención es larga y complicada”.

El Juan Ramón Jiménez lleva ya 15 años trabajando en este ámbito y cada vez con mayor nivel de éxito; un éxito que se cifra entre el 90% y el 95% de las intervenciones que se llevan a cabo. Poder abordar una oclusión crónica supone además, añadir esperanza de vida al paciente que Díaz estima en un 25% de supervivencia a largo plazo.

Como ya se ha comentado, el Juan Ramón realiza anualmente alrededor de un centenar de oclusiones crónicas coronarias, siendo hoy en día uno de los centros con más actividad del país. Si bien con anterioridad el tratamiento suponía una cirugía cardíaca mediante bypass coronario, el desarrollo de mejoras en los materiales y la técnica, han facilitado la práctica. En este sentido, la Unidad de Hemodinámica es un referente en el tratamiento de estas lesiones, manteniéndose a la vanguardia en cuanto a desarrollo tecnológico y capacitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios