Huelva

Las obras del Archivo Provincial de Huelva se retoman tras más de 4 años de parón

  • Las previsiones son que el edificio esté terminado en el primer semestre de 2024

Un operario trabaja con una excavadora en la planta bajo rasante.

Un operario trabaja con una excavadora en la planta bajo rasante. / Telo (Huelva)

Tras un paréntesis de cuatro años y medio se retoman las obras de construcción del nuevo edificio del Archivo Histórico Provincial de Huelva en un solar anexo a la Plaza Paco Toronjo, en la capital onubense. La actuación la lleva a cabo la empresa pública Tragsa y, si no hay ningún imprevisto, se prevé que la edificación esté terminada en el primer semestre de 2024.

Para 2022 hay una partida de 2 millones de euros destinada al Archivo Histórico Provincial de Huelva en los Presupuestos Generales del Estado.

El proyecto original ha sufrido una pequeña modificación con la incorporación de una mejora en la eficiencia térmica de la edificación, consistente en la instalación de paneles fotovoltáicos en su cubierta con el objetivo de conseguir un considerable ahorro energético.

Las obras de construcción del Archivo Histórico Provincial se iniciaron en 2016 y quedaron inconclusas un año después. Éstas fueron adjudicadas entonces a la empresa Acciona Infraestructuras SA por 6,4 millones de euros, un 38% menos de lo presupuestado inicialmente.

La adjudicación se publicó en el Boletín Oficial del Estado del 31 de enero de 2015, pero las obras no empezaron hasta un año después, en febrero de 2016, y se paralizaron en mayo de 2017 por decisión unilateral de la constructora al considerar ésta que el proyecto adolecía de diversos defectos, que una vez solventados supondrían una modificación sustancial del contrato.

El Ministerio de Cultura y Deporte impuso penalizaciones a la empresa adjudicataria “por los retrasos injustificados en la ejecución de la obra” y una vez que se constató que la contrata no retomaba la obra, se inició el procedimiento de resolución del contrato “por causas imputables a la empresa”, pero tanto la imposición de penalizaciones como la resolución del contrato fueron recurridas por la empresa constructora.

De ahí que hubo primero que resolverse judicialmente los recursos presentados y formalizarse la resolución del contrato de ejecución de obra para procederse a la redacción del proyecto de terminación de la construcción, al que una vez incorporado la mejora en la mejora energética del edificio salió a licitación. La actuación fue adjudicada a la empresa pública Tragsa, por un importe de 10.579.052,29 euros, impuestos incluidos.

El edificio, que se ubicará en un lateral de la plaza Paco Toronjo, es una construcción de una sola pieza con dos volúmenes, uno con planta baja más dos alturas, y el otro con planta baja más cuatro alturas y una planta bajo rasante.

El nuevo edificio contará con 6.631 metros cuadrados repartidos en cinco plantas, además de sótano y entreplanta. Se destinarán 2.600 metros cuadrados al área de depósito con capacidad para 30 kilómetros de documentación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios