Huelva

Nueve meses de cárcel por empujar e insultar a su expareja ante su hijo menor

  • La Audiencia estima un recurso de la acusación contra la sentencia inicial que sólo imponía una multa

Puerta principal de la Audiencia Provincial de Huelva. Puerta principal de la Audiencia Provincial de Huelva.

Puerta principal de la Audiencia Provincial de Huelva. / Alberto Domínguez

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a un hombre a 9 meses y 1 día de cárcel después de que insultara y empujara a su expareja y madre de sus hijos, delante de uno de ellos, menor de edad, tras personarse en la casa de ella para poder verlos.

La sentencia estima el recurso de apelación presentado por la acusación contra el fallo del Juzgado de lo Penal 4 de Huelva que tan sólo imponía a esta persona una multa de 360 euros por un delito leve de lesiones.

Ahora la Audiencia le considera responsable de una delito de lesiones en el ámbito familiar, y además de la pena de cárcel le priva del derecho de porte de armas durante el plazo de 2 años y 1 día y la prohibición de comunicarse y acercarse a la mujer a menos de 200 metros y a comunicarse con ella por un plazo de 2 años.

Se le concede el beneficio de la suspensión de la ejecución de la pena privativa de libertad, por el plazo de dos años, condicionada a que el penado no vuelva a delinquir en el citado plazo y cumpla la medida de alejamiento impuesta.

Se considera probado que sobre las 12:15 horas del 18 de febrero de 2017, el denunciado, en compañía de su madre, se personaron en el domicilio de la denunciante, en Huelva, con la intención de ver a los hijos que tienen en común, ya que no había podido verlos en varios días.

Insultos de la madre del acusado

Tras hablar con uno de los menores en el zaguán de la vivienda, la madre del acusado empezó a insultar a la expareja, la cual se encontraba en el interior de la vivienda, diciéndole palabras como “loca, zorra, tú tienes la culpa”.

La denunciante metió al menor dentro de la vivienda e intentó cerrar la puerta, lo cual fue impedido por al acusado, el cual la empujó cayendo ésta al suelo dentro de la vivienda, mientras que su madre seguía insultándola.

Entonces el menor se interpuso entre sus padres para evitar un enfrentamiento entre ellos, momento en el que una vecina conminó al acusado y a su madre a que se marcharan, y cerró la puerta.

Como consecuencia de estos hechos la mujer sufrió lesiones consistentes en contusiones en la cadera derecha y en el codo derecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios