En el Titán

Un paseo por las necesidades culturales de Huelva

  • Cultura debe mirar sin presión el proyecto del Banco de España y las necesidades de la ciudad. Excavaciones, Centro Iberoamericano, Santa Fe o Monumento a Colón, aún pendientes

El Banco de España es el centro de todas las miradas culturales. El Banco de España es el centro de todas las miradas culturales.

El Banco de España es el centro de todas las miradas culturales. / Josué Correa

El viceconsejero de Cultura, Alejandro Romero, dijo esta semana que tiene que revisar el proyecto del Museo del Banco de España y se formó un gran revuelo. Resulta que en Huelva nadie conoce el proyecto museográfico para el arqueológico, porque todos saben que no existe.

Que se pasó de un gran propuesta de centro multicultural, defendido por la Junta de Andalucía y apoyado por el Ayuntamiento, a un museo arqueológico tan solo con abrir una carpeta y cambiarle de nombre.

Es el mismo proyecto que había al principio, entre otras cosas porque se trata del aprobado en concurso público cuyos fines son concretos, no sujeto a modificación porque todo cambiaría y eso no es posible.

Por ello lo que presentaron fue un cambio en algunas vitrinas de las infografías para intentar dar versión museo arqueológico, en un vídeo de estos que llaman interactivo pero que todo hay que imaginarlo.

Está bien que el viceconsejero diga que buscará el proyecto del arqueológico. Esperemos se entere de lo que es en verdad y lo que hasta ahora no nos contaron desde la Junta y lo comparta con la nueva consejera, Patricia del Pozo. Quizás venga bien esta iniciativa, pues solo se sabe del Banco de España que se ven salir camiones cargados de escombros y que por las ventanas del sótano hay trabajadores con sopletes. Además de que para Semana Santa pondrán unas vallas y tendrán que reubicar un centenar de palcos de la Carrera Oficial.

A partir de ahí, todo es una intriga. Nada de la excavación arqueológica en la zona libre de la parcela del Banco de España.

No estaría mal pedirle al viceconsejero que revisara el proyecto y analice si lo que la ciudad necesita y demanda de verdad en la Plaza de las Monjas es un museo arqueológico.

Cada uno habría de preguntarse cuántas veces al año van al Museo de Huelva y cuántas, por ejemplo, a la Casa Colón. Cierren los ojos y respondan.

Lo cierto es que, además, al Museo se acude principalmente por la programación paralela, que nada tiene que ver con su actividad propia. La mayoría de exposiciones llega allí por la necesidad de un espacio expositivo. Ocurre que en estos últimos años la carencia es que los fondos propios del Museo se expusieron poco, principalmente por estas muestras externas. Por ello, mantuvimos siempre que el Museo de la Alameda Sundehim debería ser ampliado.

Cuestión distinta es su traslado al Banco de España, que tiene vocación de albergar una actividad que interactúe con la vida diaria de la ciudad. Más integradora, de vida cultural actual y menos fosilizada, sin menospreciar la importancia que Huelva tiene en lo arqueológico.

Simplemente el horario del Museo sería un primer handicap, abre de martes a sábado de 9:00 a 20:30, los domingos de 9:00 a 15:30, los lunes cerrados y en verano de martes a domingo de 9:00 a 15:00. Mucho habrá que reconvertir porque su vida no está conectada a la de la ciudad.

Otra cosa es que quieran maquillar el proyecto del Banco de España y envuelto en un museo arqueológico lo que se pretenda ofrecer sea dos en uno. Así ni habrá un buen museo ni el centro multicultural que necesitan los onubenses, más desde que las instalaciones de la Casa Colón se vieron okupadas para otra funcionalidad que no es la cultural.

Al viceconsejero lo que habrá que pedirle es que mire bien el proyecto del museo y que obre en consecuencia de lo que en verdad urge en Huelva. Sin dejarse influenciar por actitudes mediáticas de un Ayuntamiento fragmentado que da respuestas como la que ofrece sobre el uso del Banco de España.Hay que preguntarle también por otros proyectos como el Centro Andaluz para la Cultura Iberoamericana, que presentó en su día la Junta y guardó más tarde en un cajón. Convendría que lo buscara y le ubicara un sitio donde hacerlo realidad.

Saltés debe dejar de ser un número más en el catálogo de yacimientos

Lo mismo que de los proyectos de excavaciones, desde la Fuente Vieja al Seminario, cuyo Plan Arqueológico de la ciudad de Huelva promovió Cultura con la Universidad de Huelva, y no se le ve movimiento alguno. Hay que preguntar por el Conjunto Arqueológico de Saltés, el yacimiento 15.661, como parece que lo tenía numerado el anterior consejero de Cultura.

Así como la recuperación de espacios arqueológicos para el disfrute de la ciudad, como la esquina de San Pedro o la olvidada Plaza de la Soledad. Aquí, en el barrio alto y tan cerca de Santa Fe, podría echar una miradita al futuro de este edificio con vocación multiusos social y cultural.

Mucho hay por rescatar, como el olvidado muelle de Tharsis, que se hunde

Sin olvidar al maltratado Barrio Obrero, donde nadie quiere entrar a poner orden para su verdadera conservación histórica; así como un plan de ayuda para los edificios catalogados.Por la Ría un buen paseo le llevaría hasta el Muelle de Tharsis, que se está cayendo, o el de la Río Tinto, que necesita completar su estructura.

Por último dejamos al protagonista de este año, que no es otro que el Monumento a Colón. Hay que ir a la Punta del Sebo para promover las tareas de mantenimiento necesarias y su catalogación de Bien de Interés Cultural con carácter propio.

Desde aquí, invitarle a recorrer toda la provincia, que está bastante olvidada en el plano cultural. Y, sobre todo, dejar a los que llegan que aporten ideas a la Cultura, que no es patrimonio de nadie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios