Huelva

El plan municipal de atención a personas sin hogar se activa por el temporal de frío

  • El Ayuntamiento habilita nuevas plazas en varias dependencias y hará un seguimiento especial

  • Cáritas se moviliza estos días

Instalaciones de Cáritas en enero del pasado año, con otra ola de frío. Instalaciones de Cáritas en enero del pasado año, con otra ola de frío.

Instalaciones de Cáritas en enero del pasado año, con otra ola de frío. / alberto domínguez

El temporal de lluvia y frío que se espera en la provincia de Huelva desde esta madrugada pasada hizo que el Ayuntamiento de la capital activara en la tarde de ayer el procolo para atender a personas sin hogar, a través de las Concejalías de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Tráfico, y Políticas Sociales e Igualdad.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Tráfico, Enrique Gaviño, informó de que la actuación municipal sigue las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ha activado el aviso amarillo en la zona litoral por precipitaciones acumuladas en una hora de 15 litros por metro cuadrado y bajas temperaturas: "Hemos establecido un plan de acción para proteger a las personas más vulnerables en estas condiciones".

Los técnicos ponen también el foco en los asentamientos de inmigrantes

Los agentes de la Policía Local ofrecerán alojamiento a las personas que se encuentren viviendo en la calle, ya que "las condiciones meteorológicas se prevén muy complicadas a partir de las 17:00 con riesgo para la salud de estos ciudadanos".

El Consistorio pone a disposición de estas personas varias plazas en el Centro de Acogida para Transeúntes San Sebastián, ubicado en la calle Periodista Luca de Tena número 9, en el Albergue Juvenil y también en las propias dependencias de la Policía Local.

También Cáritas Diocesana preparó ayer sus instalaciones del centro Puertas Abiertas en la calle Cantero Cuadrado de la capital onubense por la previsión de fuertes lluvias y frío en las próximos días. El centro cuenta con servicios de ducha y desayunos para las personas sin hogar de la ciudad. En estas fechas los mismos usuarios "están solicitando más mantas y ropa de invierno", según declaró a Europa Press el responsable del centro, Josema Gómez.

Estas instalaciones de Cáritas, en las que trabajan dos técnicos y que cuenta con la colaboración de 32 usuarios, atiende a unas 60 ó 70 personas diarias, aunque a partir de estos días "aumentarán los usuarios por la lluvia, el frío y el inicio de la recogida de la fresa, ya que muchos trabajadores vienen de fuera y se pasan por aquí". "Estas personas pasan más tiempo en el centro por las bajas temperaturas", tanto por la mañana como por la tarde, y son atendidos por los voluntarios diariamente, cuyo trabajo se centra en acompañar el proceso individual de estos usuarios atendiendo por un lado los servicios de higiene, cafetería y lavandería y, por otro, acompañando la promoción personal.

Durante 2017 fueron 750 personas, una cifra un poco más elevada que en 2016, las que acudieron -nacionales y extranjeros a partes iguales-, siendo el 85% hombres, de unos 40 años de edad la mayoría, y más de la mitad fueron habituales en el centro diariamente.

Las bajas temperaturas afectarán también a la provincia, en mayor parte a las personas que conviven en los distintos asentamientos ubicados en las localidades con más actividad agrícola como Lepe, Mazagón, Palos de la Frontera, Moguer y Lucena.

La técnico de Cáritas en el proyecto de atención a personas en asentamientos de la zona del Condado Occidental, Susana Toscano, informó de que los voluntarios están visitando la zona para conocer sus necesidades y aportarles una serie de consejos y medidas de precaución sobre todo a la hora de hacer hogueras en las chabolas, ya que son fáciles de prender.

A su vez, les informan los centros a los que tienen que dirigirse para asearse y obtener ropa de abrigo y mantas, cuyas necesidades en la actualidad están cubiertas y no ha hecho falta hacer una petición especial porque los vecinos, en estas fechas, ya saben que se necesita más ropa de invierno.

Sobre la situación de los asentamientos, Toscano aseguró que precisamente en estos días "ya se ven caras nuevas". De hecho, durante la primavera, concretamente a partir de febrero hasta el mes de mayo, los asentamientos se ven más poblados, tal y como ocurrió en el pasado año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios