Huelva

Las mujeres reorganizan la Hermandad de San Sebastián hace cien años

  • Cinco siglos de la bula de León X de su primitiva ermita

La ermita de San Sebastián a principios del siglo XX. La ermita de San Sebastián a principios del siglo XX.

La ermita de San Sebastián a principios del siglo XX. / Foto AGEA (ARCHIVO SUGRAÑES)

San Sebastián contó siempre con su propia hermandad, con entidad propia y organizando los actos del mes de enero. Hace ahora un siglo fueron las mujeres las que se encargaron de reorganizar la cofradía patronal.

La primera cita documental más antigua conocida de la Hermandad de San Sebastián es también protagonizada por una mujer, Leonor Alvornós, que en su testamento de 12 de enero de 1576, declara ser hermana de la Cofradía de San Sebastián, a la que deja de limosna seis reales.

En julio de 1921 es el Diario de Huelva el que informa de que se había “reorganizado la popular Hermandad de San Sebastián”. La directiva que se nombra está compuesta por: “Presidenta doña Antonia Falcó; vicepresidenta, señorita Ana Domínguez Villegas; secretaria, señorita Carmen Díaz; vicesecretaria señorita Francisca Rodríguez; tesorera señora Teresa Domínguez; vicesecretaria señora Antonia Garzón; camarera primera señorita Celedonia Díaz; camarera segunda señora Josefa Martínez”.

Como vemos se trata de una junta compuesta exclusivamente por mujeres, que se mostraban “animada de los mejores deseos” y “se propone introducir notables mejoras que seguramente serán del agrado de los fieles”.

Alentando todo este movimiento se encontraba el párroco de San Pedro, Julio Guzmán López, que aparece como reorganizador de la hermandad.

Se abría un nuevo tiempo y la prensa local evidenciaba que “los vecinos del barrio secundarán cualquier obra encaminada a dicho fin pues conocido es el ferviente deseo que las referidas mejoras sienten”. Al mismo tiempo, considera que “los fieles le presentarán su valiosa cooperación ya que la Hermandad de San Sebastián es eminentemente popular y simpática por el fin religioso que persigue, se ha hecho acreedora de los mayores encomios por todos aquellos que respetan las viejas tradiciones”.

Por otra parte, en este año también hay una efemérides importante, como son los cinco siglos de la bula de León X de 1521, autorizando la celebración de las misas en la emita de San Sebastián, además de la Cinta, Santa Cruz y Saltés. La ermita patronal se nombra también en una bula anterior del mismo papa en 1516.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios