Huelva

Unidos por Cristóbal Colon

  • El coloso de la Punta del Sebo es un icono para esta provincia que la hace universal

  • El futuro pasa por definir la propiedad y las actuaciones en su entorno de mejoras y uso

Pilar Miranda, presidenta del Puerto de Huelva; Patricia del Pozo, consejera de Cultura; y Gabriel Cruz, alcalde de Huelva. Pilar Miranda, presidenta del Puerto de Huelva; Patricia del Pozo, consejera de Cultura; y Gabriel Cruz, alcalde de Huelva.

Pilar Miranda, presidenta del Puerto de Huelva; Patricia del Pozo, consejera de Cultura; y Gabriel Cruz, alcalde de Huelva. / JOSUÉ CORREA

Sigo pensando que el 12 de octubre es una fecha a reivindicar por esta provincia. Es en verdad en ese momento cuando nos hacemos universales. No tiene por qué entrar en conflicto con el 3 de agosto, que es jornada de algarabía, de fiesta en la partida, de ilusión por llegar a lo desconocido.

El 12 de octubre nos ofrece la dimensión universal. Si otros los celebran, aquí le tenemos que dar un nuevo impulso desde nuestra identidad colombina y proyectar a esta provincia en la Fiesta Nacional, que queda más como el día de la Virgen del Pilar o de la Guardia Civil, a los que sin duda felicitamos y nos honra en compartir tan gloriosa efemérides.

Hay que buscarse ese hueco, y hay que hacerlo dotándolo de contenido, popular, festivo e institucional. Es cierto que este año es sumamente especial, pero no debe dejar en el limbo este 12 de octubre.

Me pareció una magnífica idea la de la presidenta de la autoridad Portuaria de Huelva, Pilar Miranda, la de inaugurar la restauración del Monumento a Colón en la Punta del Sebo y hacerlo ahora para incardinarlo en los actos entorno al 12 de octubre. Hay que dotar a esta fecha de contenidos.

Una restauración que es el colofón a la celebración del 90 aniversario, una efemérides cuya celebración protagonizó el Ayuntamiento de Huelva, en la que estuvo al frente su alcalde Gabriel Cruz.

El Monumento a Colón es un monumento a la generosidad y a la unidad entre los pueblos

El Monumento a Colón es un monumento a la generosidad y a la unidad entre los pueblos. Generosidad de la Columbus Memorial Fund “para conmemorar, no en bronce, ¡en oro!, la gratitud de América a España”, como dijo el presidente de la fundación americana Alexander P. Moor en la presentación del proyecto, en 1926. Los Caballeros de Colón (Kinghts of Columbus) estuvieron muy presentes para hacer realidad este monumento, siendo su caballero supremo, James A. Flaherty, vicepresidente de la Columbus. Ellos aún siguen defendiendo ese espíritu de Cristóbal Colón que llevó la fe cristiana a América. Así aparece el almirante agarrado a la cruz frente a las aguas desde donde inició su navegación (Ojo que nadie se confunda, que es el Monumento a Cristóbal Colón, no a la Fe Descubridora).

Una idea aprobada por el presidente norteamericano Calvin Coolidge y presentada al Gobierno español. El presidente que le sucede y que también apoya la idea, Herbert Hoover, en las palabras enviadas para la inauguración en 1929 deja ver esa unión: “me complazco vivamente en expresar al pueblo español, en nombre de los ciudadanos de los Estados Unidos, los amistosos buenos deseos de éstos y las seguridades de la constante estimación que este país siente hacia la nación por cuya generosidad se hicieron posible los grandes descubrimientos de Cristóbal Colón”.

Eso es lo que hay que destacar, y es lo que se puso de relieve a la hora de disfrutar de la restauración del Monumento a Colón. La unión entre los pueblos, es lo que se promovió en 1929 y lo que debe servir de guía en estos momentos.

Cierto que no hay que abstraerse de la situación por la que hoy se pasa en Estados Unidos y en algunos países de Latinoamérica de desapego hacia España, lo que se mezcla con los conflictos raciales que quinientos años después aquellos pueblos no han sido capaces de resolver y buscan escusas en Cristóbal Colón derribando sus estatuas.

Tenemos que poner de ejemplo el Monumento a Colón de la Punta del Sebo como símbolo de unión entre los pueblos, para buscar lo que nos une y desde ahí y con ese objetivo poner en marcha nuevos proyectos.Aquí, en nuestra ciudad, hay proyectos que podrían servir para avanzar en esa línea como es el Centro Cultural Iberoamericano, propuesta que hizo la Junta de Andalucía en su día y que permanece varada. Una idea recuperada por Huelva Información y apoyada por asociaciones americanistas, que cuentan con el respaldo institucional del Ayuntamiento y la Diputación. El deseo es englobar a todos para buscar esa proyección necesaria de nuestra provincia, cansada de decir que le robaron su protagonismo pero que necesita ponerse en marcha, porque bien sabe que lo único que le ha puesto en el mundo a esta provincia es el Descubrimiento de América.

El Monumento a Colón luce tras su restauración promovida por el Puerto de Huelva. El Monumento a Colón luce tras su restauración promovida por el Puerto de Huelva.

El Monumento a Colón luce tras su restauración promovida por el Puerto de Huelva. / JOSUÉ CORREA

En ese acto se habló de unidad, de futuro y prosperidad; de las posibilidades económicas de nuestra provincia y de su puerto. Objetivos de los que ya se hablaron en la inauguración en 1929, cuando se esperaba iniciar un camino de prosperidad entre España y Estados Unidad. Ocurre que la depresión del 29 y las posteriores crisis políticas vividas en nuestro país no lo hicieron posible.

En el acto de reapertura se destacó la necesidad de una verdadera cercanía entre Puerto y Ciudad, ocurre que ha estado siempre más alejado el puerto de la ciudad que la ciudad del puerto. Pero eso está cambiando.

Ahora, desde el Puerto se están dando pasos importantes, el primero el de asumir la restauración del monumento sin ambigüedades, sabiendo que es su responsabilidad pues tutela el Bien de Interés Cultural que es el monumento al estar en sus terrenos.

Puerto y ciudad estrechan lazos para actuaciones conjuntas

Hoy no existe la menor duda de que el monumento es propiedad del Estado, al que lo entregó la Columbus Memorial Fund. Lamentablemente la placa de aquella entrega al rey Alfonso XIII, en manos del presidente del Gobierno Primo de Rivera y en presencia del Duque de Alba fue censurada por la República y no se llegó a colocar. Hoy sería la mejor carta de propiedad en piedra. Una placa sin duda a recuperar.

El Ayuntamiento de Huelva también se presenta moralmente como legítimo propietario del monumento, al estar en su término municipal y así lo quiere hacer valer.

No son caminos fáciles y eso lo saben tanto Gabriel Cruz como Pilar Miranda, nadie se puede quedar con su titularidad mirando al otro con cara de desconfianza, quizás se hace necesaria una figura institucional que ofrezca cobertura al Monumento a Colón, que de cabida a todos y se olviden conflictos estériles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios