Huelva

De 18 a 36 meses de cárcel para un grupo que vendía cocaína y hachís

  • La sentencia los considera responsables, a los hombres autores y a la mujer cómplice, de un delito contra la salud pública

Fachada del Palacio de Justicia de Huelva Fachada del Palacio de Justicia de Huelva

Fachada del Palacio de Justicia de Huelva / Alberto Domínguez

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a penas de entre 18 meses y tres años de prisión a tres personas, dos hombres y una mujer que conformaban un grupo organizado para la venta de cocaína y hachís tanto en sus viviendas como a domicilio, ayudándose para ello de terceras personas.

La sentencia los considera responsables, a los hombres autores y a la mujer cómplice, de un delito contra la salud pública, por el que impone a los primeros tres años y multa de 9.000 y a la tercera 18 meses de prisión y otra multa de 9.000 euros.

A esta última se le concede el beneficio de la ejecución de la pena por un plazo de suspensión de dos años condicionado a que no delinca.

Se considera probado que dos de los acusados se dedicaban a la venta de estupefacientes, en concreto a la venta de cocaína y hachís al menos desde el mes de noviembre de 2016.

Mientras que la tercera acusada colaboraba con los dos anteriores poniendo a su disposición vehículos de su propiedad a sabiendas de que iban a ser utilizados para la distribución de las sustancias estupefacientes.

Los dos acusados distribuían la droga a consumidores que iban al domicilio donde residía uno de ellos y la acusada con sus hijos menores; contactaban con ellos en lugares públicos o mediante el sistema de reparto a domicilio, siendo en ocasiones los acusados los repartidores y en otras terceras personas que, a cambio de una dosis de droga, llevaban el pedido al cliente en un ciclomotor o patinete.

Detectada dicha actividad, desde fecha no concretada de noviembre de 2016 con ocasión de una denuncia anónima, los domicilios y los acusados fueron objeto de vigilancias y seguimientos por agentes de Policía Judicial de la Guardia Civil, que se ampliaron posteriormente a otra vivienda.

Como resultado del mencionado dispositivo, los agentes pudieron constatar sus actividades de ventas y distribución, en concreto, además de un gran sistema de vigilancia por parte de los acusados; continuas entradas y salidas del domicilio de diferentes individuos que se encargaban de hacer pases de droga en la calle a individuos que, a pie o en sus vehículos, se acercaban a las inmediaciones de la vivienda; otras, desplazándose en un ciclomotor entregaban a domicilio la droga previamente pedida por el cliente; realizándose diversas intervenciones en las que los agentes actuantes interceptaron diferentes cantidades de cocaína y hachís.

Tras constatar, mediante intervención de los teléfonos de los tres acusados, que se dedicaban a la venta de estupefacientes en la modalidad de menudeo se solicitó la entrada y registro en las dos viviendas en la que residían los tres interviniendo distintas cantidades de hachís y cocaína, dinero en metálico, así como utensilios para dosificar la droga, teléfonos móviles y coches. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios