Huelva

Las pernoctaciones en la provincia suben un 3,26% durante el mes de julio

  • La provincia recibe 151.667 viajeros con 73% de ocupación. El sector alerta del posible efecto en Huelva de la reactivación de destinos internacionales por su impacto en la competencia española

Vista general de la playa de Mazagón durante el mes de julio. Vista general de la playa de Mazagón durante el mes de julio.

Vista general de la playa de Mazagón durante el mes de julio. / Canterla (Huelva)

Comentarios 0

Buen mes de julio para el turismo onubense. Las pernoctaciones en la provincia crecieron un 3,26% con respecto al mismo mes de 2018 y un 3,83% sobre 2017, año que el sector toma principal referencia por los resultados que arrojó. El turismo se consolida en la provincia como un sector emergente y potente de la economía onubense, si bien la tendencia de los últimos registros plantean lecturas más a fondo de cara al futuro.

En total se alojaron en la provincia de Huelva 151.667 personas, lo que se tradujo en 691.514 pernoctaciones, 2.478 personas más y 25.231 plazas más ocupadas. La estancia media durante el mes de julio fue de 4,56 noche por persona, lo que implica una ligera subida del 0,09%. El sector turístico dio trabajo a a 4.794 personas en la provincia durante el mes de julio. Respecto a los establecimientos hoteleros abiertos, se ha incrementado en 14 establecimientos con respecto a 2018, con un incremento de personal empleado en 207 personas.

El único dato negativo registrado en julio correspondió al visitante internacional, que descendió de forma mínima en 787 personas con 2.116 pernoctaciones menos, aunque con una clara mejoría en referencia a 2017 cuando se produjo un descenso de 8.631 personas. Los nacionales aumentaron en un 2,64 por ciento, demostrando la fidelidad del mercado nacional por el destino, mientras que el número de viajeros extranjeros registró un ligero retroceso debido en gran medida a una fuerte competencia por parte de los destinos del Mediterráneo, especialmente Túnez, Turquía y Egipto.

El Círculo Empresarial del Turismo de Huelva valora el mes de julio como “satisfactorio” por los datos globales y por la tendencia que fue capaz de corregir. El objetivo antes del verano era alcanzar un 5% máximo de crecimiento, mientras que a 15 de julio los números no eran nada halagüeños. La climatología adversa con más frío de lo esperado hizo que el turismo tardase en arrancar. Sin embargo, la segunda quincena del mes ayudó a compensar hasta situar el balance final en el 3,26% final. Una reacción que responde fundamentalmente a “una política muy agresiva en la oferta de precios y el esfuerzo de los empresarios” con el consecuente reflejo “en el margen de rentabilidad”.

Los turistas nacionales aumentaron en un 2,64% y el alojamiento en un 5,41%

El mercado nacional es el principal sustento del sector turístico onubense. El 83,57% de los visitantes que registró la provincia provenían del territorio nacional. Sin embargo, es en el 16,43% restante donde el Círculo Empresarial de Turismo alerta que pueden surgir dificultades de futuro. El descenso casi simbólico de los visitantes internacionales en Huelva durante el mes de julio no es un dato aislado, sino que se enmarca en la tendencia general de todo el sector español. La recuperación destinos que llevan varios años apagados como Túnez, Turquía, Jordania o Egipto, entre otros, provoca que el flujo de viajeros desde Europa fundamentalmente se redistribuya y llegue menos turismo internacional a España. El efecto en Huelva no es excesivo, si bien el Círculo Empresarial de Turismo alerta que “su impacto en el mercado nacional sí puede tener una repercusión clara sobre nuestro producto”. Si destinos consolidados a nivel internacional como Canarias o Baleares ven reducir su cuota de mercado por este desvío de viajeros, acudirán al mercado nacional para contrarrestar la pérdida y entrarán en clara competencia como otros como Huelva. Un dato revelador es el descenso en la frecuencia y cantidad de vuelos desde el aeropuerto de Faro, referencia para la costa de Huelva.

En este sentido, su secretario general, Rafael Barba, asume que “si se produce un cambio de ciclo como suele ser habitual estaremos preparados para competir”. Para ello, el sector turístico onubense defiende planes de promoción constantes y políticas comerciales que hagan cada vez más competitiva la marca Huelva. Además, el sector defiende que la consolidación de la oferta onubense en meses tradicionalmente flojos como abril, mayo y la previsión de buenos números en septiembre u octubre invitan a ser “moderadamente optimistas, pero huyendo de la euforia y con las orejas tiesas a los cambios que puedan venir”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios