Mercado San Sebastián | Feria del cerdo ibérico La supervivencia que da sentido a los barrios

  • La Feria del Ibérico vuelve otra vez la mirada al valor del Mercado de San Sebastián para la ciudad

  • Los minoristas registran un 50% más de ventas en el último mes, tras la Feria del Choco

En noviembre pasado fue la Feria del Choco. En este diciembre, la del cerdo ibérico. Y siempre, el interés de dinamizar el Mercado de San Sebastián y su entorno, en el necesario recuerdo para los onubenses de que sigue abierto, muy vivo, ofreciendo un ejemplo claro de comercio de proximidad.

La primera edición de la Feria del Cerdo Ibérico que se celebra este fin de semana es realmente mucho más que eso. Más que dinamización comercial, es vida de barrio. Porque una ciudad se hace más grande con sus barrios.

El de Huerta Mena tuvo ayer su brindis al sol. No en sentido figurado y sí en el literal, entre la fría sombra de diciembre y el recorte soleado en el que apetece posarse al mediodía en buena compañía para compartir horas de tertulia, comida y bebida.

Los vecinos del barrio hicieron eso desde que una charanga diera la bienvenida al espacio trasero del mercado, que lo fue también para toda la ciudad. Es la convivencia tan en boga estos días en pequeños grupos; aunque aquí sucede a gran escala, en espacio abierto, como invitación general para que todos se acerquen y todos compartan. Para que todos sean partícipes de Huerta Mena, no sólo como vía de paso en la ciudad. Para que todos sepan que el Mercado de San Sebastián es el más antiguo de la ciudad, y una alternativa cercana y de tanta calidad en su variedad de productos como el de El Carmen que abandera la ciudad.

El ambiente de ayer fue el propio de las fechas y el propio del lugar. Del barrio, de la ciudad. Ya en noviembre las previsiones se superaron con los chocos, en una efervescencia social que multiplicó el vecindario por encima de lo esperado. Esta vez se ha tenido en cuenta y hay dos barras dispuestas para servir bebida y comida, deliciosos manjares cárnicos de la provincia, de los que el Mercado de San Sebastián dispensa a diario a su clientela.

Repunte de la actividad

Y no han caído en saco roto las acciones que se están realizando para dinamizar la actividad comercial de los minoristas. Asegura el presidente de la asociación que les representa, Juan Carlos Salguero, que en el último mes se ha elevado el volumen de negocio sobre un 50% de la cifra habitual, gracias al empuje dado por la segunda Feria del Choco.

Y esperan que las cifras sigan en aumento, ahora al calor del fuego de la carne ibérica. Porque esta feria, también hoy, no es más que una invitación a mirar a los barrios, a Huerta Mena, a su mercado. Y su mensaje es que está muy vivo, aunque el edificio se caiga a pedazos y requiera de una intervención urgente. Porque la supervivencia del barrio está en el comercio. Y la de sus minoristas, la de su mercado, es también la de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios