Huelva

El mensaje de un obispo para el recuerdo de Huelva

  • El periodista de ‘Huelva Información’ Eduardo J. Sugrañes presenta ‘Conversaciones en El Conquero con José Vilaplana Blasco’

El obispo de Huelva, José Vilaplana Velasco, durante su intervención. El obispo de Huelva, José Vilaplana Velasco, durante su intervención.

El obispo de Huelva, José Vilaplana Velasco, durante su intervención. / Alberto Domínguez (Huelva)

Con un mensaje que mezcla agradecimiento y despedida, pero cargado de la sensatez y humildad que lo definen cierra quien durante casi 14 años ha sido obispo de Huelva la presentación de un libro diferente. Conversaciones en El Conquero con José Vilaplana Blasco es más que una recopilación de entrevistas publicadas en Huelva Información y firmadas por Eduardo Sugrañes. Es el mensaje de vida de quien durante más de una década ejerció su labor pastoral en la Diócesis de Huelva.

José Vilaplana Blasco estuvo arropado por toda la sociedad onubense. En la mesa lo acompañaron el presidente de la Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios, el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, y el autor del libro, el jefe de sección de este diario Eduardo J. Sugrañes. Todos ellos alabaron la figura de un obispo que llega al final de su etapa como responsable de la iglesia onubense al cumplir los 75 años, pero deja atrás un hondo legado que en forma de conversaciones toma forma de mensaje en las páginas de la obra.

Cada Domingo de Ramos desde 2006, José Vilaplana Blasco afrontó en una amplia entrevista en este diario su visión personal de la vida, de la sociedad, sus inquietudes y “sin obviar nunca ningún tema y con total libertad”, como recalcó Sugrañes. Esas reflexiones quedan por escrito para seguir “como una guía de vida” para José Luis García-Palacios. La obra permite recorrer de la mano del obispo la última década y media de historia de la provincia, en un ejercicio que consagrada a Sugrañes como “el cronista de Huelva”, como lo definió Gabriel Cruz. Para el alcalde, Huelva siente “un profundo respeto, admiración y cariño por José Vilaplana Blasco”.

En las páginas, el obispo de Huelva analiza las dificultades de la sociedad onubense durante la dura crisis económica, una etapa que no dará por superada “mientras una sola familia de Huelva tenga necesidad”, la inmigración, la solidaridad, la vida de los barrios o la religiosidad popular de la provincia onubense.

José Vilaplana Blasco se confesó “aturdido por tanta gratitud y cariño” por el reconocimiento en una fase en la que “ya el partido terminó y me encuentro en la prórroga”. Aludió a la iglesia de San Pablo Extramuros de Roma para definir su papel como pastor de la iglesia onubense. En el templo “hay un maravilloso ábside donde está una imagen imponente de Jesucristo y a su pie en pequeñito está representado el Papa” como una alegoría del papel de su pastor en la tierra. Como tal “la misión de un obispo no es que hablemos de él, sino hablar de Jesucristo”. Como esa imagen de San Pablo Extramuros “se siente un obispo, pequeño ante la misión que realiza acompañado por todos vosotros”. Para el prelado, el contenido de Conversarios en El Conquero es “una forma de permanecer con todos vosotros”.

La obra tendrá además un carácter benéfico. La recaudación irá destinada al proyecto de la parroquia de Cristo Sacerdote, uno de los grandes proyectos de su etapa en Huelva. Una obra que “me hubiera gustado ver terminada, pero que pondré ver comenzada”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios