solidaridad

La mejor especialización frente a las catástrofes

  • Bomberos Unidos Sin Fronteras pone fin a la novena edición del curso de desescombro y salvamento con un simulacro

  • Participa un voluntario ecuatoriano

Aprendizaje y convivencia entre los profesionales de Huelva. A lo largo de esta semana, el Parque de Bomberos del Ayuntamiento de Huelva acoge el curso Desescombro y salvamento en estructuras colapsadas, que comenzó el pasado miércoles con una serie de maniobras en el almacén de transportes y que continuaron durante el día de ayer. Esta iniciativa está organizada por Bomberos Unidos Sin Fronteras en colaboración con el Ayuntamiento de la capital onubense, que realiza estas jornadas para su grupo de intervención en catástrofes, así como diferentes participantes que vienen desde otros países, como es el caso de Ecuador.

El curso ha celebrado este año su novena edición con unas jornadas de las que los bomberos han podido disfrutar de la formación durante tres días consecutivos, y será hoy cuando pongan el broche de oro con un simulacro en el que tendrán que demostrar los conocimientos adquiridos a través de la recreación de una situación de catástrofe.

En el acto celebrado ayer por la ONG estuvo presente el concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Tráfico en el Ayuntamiento de Huelva, Enrique Gaviño, quien fue recibido por el presidente y responsable del Área de Catástrofes de Bomberos Unidos Sin Fronteras, Antonio Nogales. Ambos realizaron un recorrido por el terreno habilitado para las maniobras, en las que participaron todos los miembros de esta unidad a través de diversas actividades, en las que hicieron uso de los materiales reales que pueden encontrarse en estas catástrofes, así como otros imprescindibles para llevarlos a cabo, como medios de fortuna y elevaciones de carga a través de elementos simples, como madera o palancas.

Enrique Gaviño puso en valor la iniciativa de los profesionales por "demostrar su capacidad, su entrega y su cualificación por noveno año consecutivo". El delegado destacó de este proyecto que "vienen bomberos de toda España, pero esta edición contamos con la presencia de un voluntario de Ecuador, concretamente de Manta, que es el lugar al que fuimos cuando se produjo un terremoto en 2016".

De esta experiencia, Gaviño destaca que "de aquí surgió una colaboración permanente y la formación del propio personal de Ecuador" y recordó que "en Manta, no todos los bomberos están especializados o son profesionales, por eso son tan importantes estas jornadas". Con respecto a la centralización de las labores que han realizado a lo largo de este curso, el delegado subrayó la necesidad de "contar con la preparación adecuada para el desescombro y el salvamento de personas atrapadas en estructuras que han sufrido daños debido a terremotos u otras circunstancias similares".

Antonio Nogales comentó, por su parte, que "tenemos la presencia de bomberos que han venido desde Fuenlabrada, Cádiz, Madrid, Córdoba, Ecuador y además un gran personal sanitario que forma parte de esta formación y que realizamos gracias al Parque de Bomberos y al Ayuntamiento de Huelva". Como objetivo, Nogales destacó "la preparación y la obtención de recursos, especialmente sobre los procedimientos de intervención y el protocolo adecuado para rescatar con vida a las personas que viven estas catástrofes".

Precisamente este curso es enriquecedor para Marcos Cerón, bombero voluntario de Manta y que se encuentra en Huelva durante estos días para aprender la profesión, así como las maniobras imprescindibles en caso de riesgo. Así, destacó de su experiencia que "después de haber sufrido un terremoto en el que fallecieron tantas personas, es muy reconfortante adquirir estos conocimientos para impartirlos en mi tierra, en la que no contamos con estos avances porque sólo un 30% son verdaderos profesionales y los demás sólo aportamos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios