donación de sangre

Una macrocolecta para salvar vidas en verano

  • El centro de transfusión sanguínea de Huelva organiza esta acción de cara a las vacaciones

  • Los onubenses responden positivamente con esta aportación solidaria

Donar sangre se ha convertido en los últimos años en una práctica con cada vez más adeptos, puesto que la sensibilización sobre la importancia de este líquido de color rojo es repentinamente mayor. La sangre es necesaria para que los seres humanos puedan vivir. Es imprescindible para todos. Pero junto con la recogida diaria de sangre, en determinadas épocas del año como Semana Santa, antes y después del verano, así como durante la Navidad, se suelen realizar algunas macrocolectas ante el descenso de donaciones sanguíneas que se produce en esos periodos.

La capital provincial albergó ayer la segunda macrocolecta de 2018, una acción desarrollada en la Casa Colón y que organizó el Centro de Transfusión, Tejidos y Células de Huelva, en horario de mañana y tarde, con ocasión del Día Mundial del Donante de Sangre, que se celebra mañana. A una semana del comienzo del verano, esta recogida de sangre persigue reforzar las reservas de componentes sanguíneos para las vacaciones estivales, una época en la que habitualmente se produce un descenso en las donaciones, pero también un aumento de las necesidades. Con todo ello, los centros hospitalarios onubenses se garantizan el abastecimiento para mantener su actividad con total normalidad.

En horario de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 22:00, decenas de donantes se acercaron al salón de las Chimeneas de la Casa Colón a realizar esta acción solidaria. Todos ellos con edades comprendidas entre los 18 y 65 años, con un peso igual o superior a los 50 kilos, además de no padecer anemia y no realizar prácticas de riesgo que faciliten el contagio de enfermedades. Otros onubenses, no obstante, también se interesaron, aunque finalmente no pudieron donar sangre. En total, la cifra esperada por los organizadores era de 300 donaciones.

Poco después de la apertura de la colecta, el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Huelva, Rafael López, y la coordinadora del Centro de Transfusión, Lola Fernández, presenciaron la marcha de esta macrocolecta. Ambos recordaron la importancia de donar sangre de cara al verano. López comentó que en Huelva hay una necesidad de 80 donaciones por día, "que es el uso que hacen los hospitales", y agradeció la entrega de los onubenses -que en ese momento llenaban casi todas las camillas-, pues "la gente de Huelva reacciona y colabora muy bien" en este tipo de acciones, según afirmó. Fernández, por su parte, subrayó que la sangre "sólo se puede conseguir con la solidaridad de los donantes". Y ésta fue positiva.

En la sala estaba Mari Carmen Domínguez, colaboradora en estas macrocolectas desde 2009. Voluntaria de Cruz Roja en el área de Socorro y Emergencia, para ella la donación "es una buena labor porque no hay otra manera de recoger sangre".

Entre las personas que sí pudieron y quisieron donar el preciado líquido se encontraban Israel Rodríguez y Carmen Pazos. En el caso de él, era la primera ocasión que ofrecía su sangre, mientras que su acompañante había relizado esta acción en ocasiones anteriores. Ambos comentaron que están sensibilizados con esta iniciativa, puesto que uno de sus familiares es una persona trasplantada y necesita sangre de forma habitual.

Al ser un acto altruista, y por lo tanto no recibir nada a cambio -sólo la gratitud-, algunos de los donantes prefirieron no dar su identidad. "Antonio", que entregó ya su sangre en anteriores ocasiones, reconocía que este gesto es importante, pero "tendría que estar aún más extendido y que se informe en colegios e institutos".

Es la misma opinión de otras tantas personas que ayer contribuyeron con uno de los mejores regalos que se pueden dar. Gota a gota. Y es que donar sangre realmente ayuda a salvar vidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios