Huelva

El Estado indemnizará a un guardia civil que fue herido por un delincuente insolvente

  • La Audiencia Provincial ordena el pago de 7.500 euros por las lesiones causadas

Un agente de la Guardia Civil en una plantación de marihuana. Un agente de la Guardia Civil en una plantación de marihuana.

Un agente de la Guardia Civil en una plantación de marihuana. / h. información

Un juzgado de Huelva ha condenado al Estado a pagar una indemnización de unos 7.500 euros a un guardia civil por las lesiones que le causó un delincuente que fue declarado insolvente, la primera vez que se reconoce este derecho a un agente de este cuerpo, según la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC).

Según un comunicado de esta asociación, en enero de 2009 un guardia civil de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Huelva (Usecic) sufrió una lesión cuando detenía a una persona, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente; en la actualidad no puede realizar el servicio con normalidad.

A pesar que la Audiencia Provincial de Huelva condenó al detenido a indemnizar al agente con mas de 7.000 euros, esta cantidad nunca pudo ser recibida porque el delincuente fue declarado insolvente.

Al tener conocimiento de sentencias favorables en casos similares, los servicios jurídicos de Asociación Unificada de la Guardia Civil solicitó que fuera la Guardia Civil quien pagara la indemnización.

Entonces, se confeccionó una solicitud de resarcimiento de daños, que fue denegada por la cadena de mando, por lo que la AUGC recurrió a la vía contencioso administrativa.

Ahora el juzgado, a través de una sentencia, estima las pretensiones del guardia civil al considerar que "es claro que en supuestos en que el funcionario en ejercicio de su cargo y precisamente por ello, sufre una lesión, incluso provocada por un tercero, debe de ser indemnizado, y caso de que el tercero, causante de la lesión, fuera insolvente de modo que no satisfaga la correspondiente indemnización, deberá ser la Administración quien cubra esa deficiencia".

Añade la sentencia que "dicha pretensión debe encontrar su acomodo en el principio de indemnidad de los funcionarios, que prescribe que en el ejercicio de sus funciones no puede derivar para el empleados público ningún perjuicio patrimonial".

Según AUGC, estas sentencias son habituales en el cuerpo nacional de policías, "cuyos agentes reciben indemnizaciones de este tipo cuando los condenados son declarados insolventes, pero es la primera vez que lo consigue un guardia civil". "Nuevamente -añade- han tenido que ser los tribunales lo que nos han dado la razón y los mismos derechos de los que gozan otros funcionarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios