Huelva

Miles de personas salen a la calle en Huelva para pedir la igualdad efectiva

  • La manifestación, convocada por el Movimiento Feminista, parte de la Plaza del Antiguo Estadio Colombino

Manifestación en Huelva. Manifestación en Huelva.

Manifestación en Huelva. / Josué Correa (Huelva)

Miles de personas salen a la calle en Huelva para reivindicar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Según estimaciones de la Policía Nacional, fueron seis mil las que participaron en la manifestación, convocada por el Movimiento Feminista.

Minutos antes de ponerse en marcha la comitiva, un grupo de mujeres realizó, delante de la cabecera, el baile del violador, entre ellas se encontraba la secretaria de Igualdad de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Huelva, Eva Salazar; la vicepresidenta de la Diputación, María Eugenia Limón, y la portavoz de Adelante Huelva en el Ayuntamiento de la capital onubense, Mónica Rossi.

La manifestación, secundada en su mayoría por mujeres, partió a las seis de la tarde de la Plaza del Antiguo Estadio Colombino. Tras la pancarta, con el lema: Con los derechos de las mujeres no se hacen gobierno, iba la vicepresidenta de la Diputación, María Eugenia Limón; la rectora de la Universidad de Huelva, María Antonia Peña, y la concejal de Políticas Sociales e Igualdad, María José Pulido.

Junto a ellas se encontraba la secretaria de Igualdad de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Huelva, Eva Salazar; la asesora de programa del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), María Martín, y la coordinadora del área andaluza de Medio Ambiente de Izquierda Unida, Pepa Beiras.

“Aquí están, éstas son las de la revolución” coreaban las manifestantes, frase a la que siguieron, a lo largo del itinerario, otras muchas como “mujer cuidadora también trabajadora”, “si tocan a una nos tocan a todas”, “queremos empleo, trabajo nos sobra”, “si nosotras paramos el sistema se desploma”, “patriarcado y capital, alianza criminal” o “no es no, lo demás es violación”.

Durante el recorrido se fueron sumando jóvenes y mayores a la manifestación, que fue seguida por aquellas personas que se encontraban en las aceras así como por otras que la observaban desde las ventanas y balcones de sus viviendas, algunas de las cuales mostraron sus carteles en apoyo de la lucha por la igualdad.

También ciudadanos a pie de calle portaron sus carteles, en uno que llevaba un hombre de mediana edad se podía leer: “los celos son el cáncer del amor y la única solución es la nueva educación”. Por su parte, una señora se unió a la comitiva con un cartel con la frase: “Lo que no tuve para mí que sea para vosotras”.

La responsable de Mujer y Políticas Sociales e Igualdad de Comisiones Obreras, Carmen Arenas, que fue animando a las manifestantes, recordó que son catorce las mujeres “asesinadas por violencia de género” en España en lo que va de año, y que “se han multiplicado las violaciones grupales”.

Junto a sus madres participaron en la manifestación varias niñas, y en referencia a ellas, Arenas indicó que “tienen derecho a que se les eduque en igualdad real”.

Charo González, portavoz del Movimiento Feminista de Huelva, destacó que “es un día lúdico y reivindicativo. Las mujeres estamos hartas, hartas de cobrar menos, de que nos maten, nos violen, de la brecha salarial, que en Huelva es la mayor de España con un 32%, y de los techos de cristal, estamos hartas de tener ese suelo tan pegajoso que no nos deja avanzar, de los cuidados que siempre recaen en nosotras, estamos hartas de estar hartas”.

Según González, “para terminar con el machismo cultural es fundamental la educación y, sobre todo, la coeducación en las escuelas”.

“La lucha y reivindicación feminista no acaba hoy, seguiremos hasta conseguir el mundo que queremos”, así se recalcó en el manifiesto por el Día de la Mujer del Movimiento Feminista, que exige una sociedad libre de “opresiones hacia las mujeres, de explotación y de violencias machistas”, así como que se cumpla el Pacto de Estado y todas las leyes de igualdad, para lo cual reclaman más recursos humanos y económicos.

También se aboga por medidas efectivas para la abolición de todas las formas de explotación sexual y reproductiva: “prostitución, pornografía y los vientres de alquiler” y se pide una educación laica y feminista.

Otra de las reivindicaciones es que el trabajo de cuidados sea reconocido como un bien social de primer orden y que el tiempo dedicado a él se contemple en el cálculo de las pensiones al igual que el trabajo laboral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios