Huelva

Los hoteles de Huelva dan por acabado el 2020

  • Tan sólo hay abiertas unas mil plazas hoteleras, localizadas en la capital y en el interior para atender, sobre todo, a trabajadores de corta o larga estancia

Puerta principal cerrada de un hotel onubense. Puerta principal cerrada de un hotel onubense.

Puerta principal cerrada de un hotel onubense. / Josué Correa

Después de una temporada alta con unos números históricos a la baja, el sector turístico ha tenido que bajar lo brazos y dar por cerrado el año antes de tiempo. La pandemia del coronavirus es la única y principal causa que ha llevado a los alojamientos a echar el cerrojo en unas cuentas que poco o nada van a variar antes de que finalice este 2020 para olvidar. Realmente, el factor clave para que el sector se haya paralizado casi al completo estos durante estos últimos meses ha sido la restricción de la movilidad. “Sin movilidad no hay turismo”, explican a Huelva Información desde el sector onubense. Es tan sencillo como eso. Hay que recordar que fue a finales de octubre cuando la Junta de Andalucía impuso el cierre perimetral de la comunidad y de algunas provincias, hasta que quince días más tarde se cerró cada municipio de Andalucía impidiendo cualquier movimiento que no estuviera justificado. Eso se llevó por delante fechas importantes para el sector turístico, sobre todo para el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, como el puente de Todos los Santos, o el de la Inmaculada.

Además, el cierre de los hoteles de la provincia se ha ido materializando poco a poco y se ha adelantado en mayor medida que en años anteriores debido a la ausencia de visitantes y, por tanto, de rentabilidad. Así, el sector turístico da por finalizado el año ya que la actual incertidumbre y los constantes cambios de medidas restrictivas poco o nada van a cambiar el escenario que se refleja en las cuentas de cada establecimiento. La movilidad y la limitación de personas en las cenas de los días clave navideños son razones de más para cancelar los planes de muchos habituales clientes de estas fechas.

Actualmente, quedan abiertas unas 1.000 plazas hoteleras (localizadas en la capital y algunas en la zona interior de la provincia), de las casi 30.000 que tiene la provincia de Huelva. Las pocas que actualmente se usan son por parte de trabajadores de largas o cortas estancias, fundamentalmente, según cuenta a este periódico el Círculo Empresarial de Turismo. Por poner un ejemplo, el pasado mes de octubre se registraron 7.546 plazas abiertas en el territorio onubense, mientras que el año pasado, en el mismo mes, había disponibles un total de 21.646, según los datos que reflejaba el Instituto Nacional de Estadística. Traducido en número de hoteles, este mes de octubre estaban abiertos 94, es decir, 32 menos que el ejercicio pasado. Todo esto son número que entran dentro de la lógica cuando se pone sobre la mesa que en octubre se perdieron más de 46.000 viajeros en comparación con el ejercicio pasado.

Así, se puede comprobar cómo muchos hoteles dieron por finalizada su temporada una vez que finalizó el verano. De esta forma, el subsegmento del golf este año ni siquiera ha tenido cabida en los planes turísticos onubenses. La temporada en 2020 se presentaba de septiembre a diciembre (además del comienzo de 2021) y representando el 18% de las pernoctaciones anuales en el turismo onubense. Porcentaje que no existirá este año debido a la pandemia del coronavirus. A su vez hay que sumar el gran poder adquisitivo de estos visitantes, en su mayoría, internacionales, y que la estancia media en el territorio onubense es de una semana.

“Lo que hay que dejar más claro es que nosotros somos los primeros interesados en que se resuelva el tema sanitario”, explica a este periódico el presidente del Consejo Empresarial de Turismo, perteneciente a la Federación Onubense de Empresarios, Luis Arroyo. “Somos los primeros que hemos adaptado medidas, incluso muchas más de las que se exigían. Entendemos que sin sanidad ni seguridad la gente no va a salir”. Aun así, pone como ejemplo otros países las ayudas que se han tomado en cuanto a los cierres de empresas. “No puedes embargarte para mantener el negocio abierto”.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Empresas Turísticas de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche (AETS), perteneciente a la Federación Onubense de Empresarios, Cinta Aguilar, expresa a Huelva Información que, “lógicamente, el año lo damos por perdido”, dada la situación que se sucede desde el mes de marzo a raíz del primer confinamiento. Y aunque “tuvimos un verano bueno, no ha servido para paliar esta situación”. Aun así, si las medidas lo permiten, hay que recordar que la incertidumbre es constante debido a los cambios en las restricciones, habría alojamientos operativos en este destino onubense que ha funcionado siempre con buenos números en estas fechas navideñas. Eso sí, “las reuniones en casas rurales van a ser difíciles por la limitación del número de personas”. Aun así, “el año está perdido”, a pesar de que la previsión para el último trimestre “era muy buena”. El coronavirus ha cambiado los planes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios