Huelva

El sector de la hostelería anuncia concentraciones en Semana Santa

  • CCOO y UGT denuncian que la negociación del nuevo convenio está "bloqueada"

Un camarero sirve a unos clientes en un establecimiento hostelero en la capital. Un camarero sirve a unos clientes en un establecimiento hostelero en la capital.

Un camarero sirve a unos clientes en un establecimiento hostelero en la capital. / alberto domínguez

Ccoo y UGT denunciaron ayer que la negociación del nuevo convenio colectivo del sector de la hostelería en Huelva se encuentra "bloqueada" porque las partes no avanzan en las conversaciones, ante lo que ambos sindicatos anunciaron concentraciones en Semana Santa y no descartan una huelga en plena temporada de verano, en el caso de que no se alcance un acuerdo con la patronal.

Así lo pusieron de manifiesto el secretario general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (Fesmc) de UGT Huelva, Fernando Parrillo; el secretario del sector de hostelería en UGT, Fernando Vázquez; el secretario general de la federación de servicios de CCOO Huelva, Juan Carlos Liébana, y la responsable del sector de hostelería en CCOO de Huelva, Julia Perea.

Los sindicatos no descartan una huelga en verano si no hay acuerdo con la patronal

Todos los representantes sindicales recordaron que "no se está pidiendo nada" por su parte que no esté ya abordado a nivel nacional y recordaron que el convenio se encuentra prorrogado desde el pasado 31 de diciembre, por lo que cae el próximo 15 de septiembre. De ahí, a su juicio, la importancia de alcanzar un acuerdo con los empresarios para dar estabilidad a un sector que afecta a 15.000 trabajadores y a unas 4.000 empresas en la provincia.

Los puntos de desencuentro entre las partes se centran en la subida salarial, ya que los sindicatos piden que sea de un 9% repartidos en los tres años de vigencia del nuevo convenio (un 3% cada año), mientras que la patronal plantea que sea de un 6%. Como remarcó Julia Perea, los trabajadores de la hostelería han tenido desde 2008 a 2018 una subida salarial que "se ha traducido en unos 50 euros" en esos diez años, por lo que ha incidido en la importancia de este punto. La eliminación del complemento de antigüedad y del relativo a la incapacidad temporal es otro de los aspectos que rechazan los sindicatos, así como desde las organizaciones sindicales piden que la patronal acepte la condición de que, si se externaliza algún servicio, ese se vea protegido por el convenio, un aspecto que han rechazado desde la patronal. Como explicaron, se trata de que no ocurra lo que ha pasado en algunos hoteles que han externalizado el servicio de camareras de piso y éstas no estaban bajo el convenio, lo que produce que trabajen en condiciones "leoninas". La equiparación salarial de las camareras de piso con los camareros de la zona de bar ha sido un punto que sí se ha aceptado por parte de la patronal, por lo que valoraron que se tenga en cuenta pero lamentaron que las conversaciones se hayan bloqueado tras meses de negociaciones. Lamentaron también que el efecto del temporal que ha azotado la provincia se use por parte de los empresarios como "excusa" para no negociar un convenio que "tiene una vigencia de tres años".

Del mismo modo, apuntaron que el número de visitantes y de pernoctaciones ha subido un 15% en los dos últimos años y la rentabilidad hotelera ha experimentado un incremento del 16%. Por ello, lamentaron que estos buenos datos no se vean traducidos en unas "buenas condiciones laborales". Los cuatro sindicalistas remarcaron que comparten la preocupación por los efectos del temporal, por lo que pidieron a las administraciones que se impliquen para que no afecte al empleo en la provincia. Por ello, como matizó Liébana, de aquí a Semana Santa van a realizar reivindicaciones, por fases, para "hacer visible" la situación y ha criticado la postura "cicatera" de los empresarios.

Así, el jueves 15 tendrán una asamblea en Ayamonte y el viernes 16 en la capital para tratar esta situación y en Semana Santa harán concentraciones antes instalaciones hoteleras y restaurantes de la capital y la costa, como en Punta Umbría y Ayamonte, para visibilizar la situación de los trabajadores. Por su parte, Fernando Vázquez explicó que Huelva cuenta con "los salarios más bajos" de la región en este sector, por lo que considera esencial revertir esta situación.

Finalmente, cuestionados por qué ocurriría si cae el convenio, apuntaron que los empleados actuales seguirían cobrando lo fijado en el anterior pero los nuevos trabajadores "cobrarían el salario mínimo interprofesional". Por todo ello, los sindicatos no descartan convocar una huelga en verano y han dejado clara su disposición a seguir con las conversaciones, aunque han admitido que no hay fecha para un nuevo encuentro. Por parte de los sindicatos ya trasladaron la pasada semana la situación al delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Huelva, Manuel Ceada, y este martes está previsto que se reúnan con el presidente del Patronato Provincial de Turismo y presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios