Tribunales

La hija biológica de un millonario pide al juez que le dé un anticipo de la herencia

  • Laura está atravesando una mala situación económica y tiene a su madre enferma a su cargo

Laura, la hija biológica del empresario onubense. Laura, la hija biológica del empresario onubense.

Laura, la hija biológica del empresario onubense. / H. Información (Huelva)

"Desesperada". Así se encuentra una joven onubense de 37 años que ha conseguido demostrar en los tribunales que su padre biológico es un empresario millonario de la provincia. Laura en este momento "carece de ingresos". Por este motivo ha presentado una demanda con la que pretende que la autoridad judicial obligue a su padre a "entregarle en vida una cantidad no muy grande como anticipo de la herencia" que le corresponde, indica a Huelva Información el abogado de la reclamante, Fernando Osuna.

El letrado explica que Laura está atravesando una mala racha económica, que tiene a su cargo a su madre (enferma de cáncer) y que "ella pasa muchas necesidades". Osuna avanza que, en caso de prosperar la demanda, "sería una sentencia que cambiaría el criterio de los tribunales de justicia", puesto que esta "rompe con la línea tradicional y solicita que por estas necesidades extremas se le entregue algún dinero para ir viviendo y cuidar a su madre".

El jurista remarca que los hermanos, que viven holgadamente al amparo de la fortuna del padre, se oponen a la petición de la hija extramatrimonial, con la que mantienen una mala relación. A ello añade que la madre de la onubense, que está muy enferma, "vivió muchos años con el empresario (de 81 años) y se quedó embarazada de él".

Como heredará mucho dinero y propiedades cuando el empresario fallezca, "se le quiere hacer ver a la Justicia que se adelante algo, no mucho , de esa herencia para ir cubriendo muchas necesidades imperiosas". El abogado entiende que "será absurdo que dentro de 10 ó 12 años reciba una cuantiosa cifra hereditaria, que a lo mejor no le hace tanta falta, y ahora no pueda cubrir sus más mínimas necesidades".

Este diario ha podido hablar con Laura, la perjudicada, quien tiene esperanzas en que prospere la demanda. Asegura que durante 36 años ha mantenido una relación "excelente" con su padre, que se desentendió "emocional y económicamente de nosotras" hace apenas un año, cuando "se negó a reconocerme" pese a que su familia ya conocía de su existencia.

"Es muy duro que nos deje de esta manera", confiesa. Aunque trató de que la reconociera "por la vía pacífica", finalmente tuvo que acudir al ADN para demostrar que es su hija y adquirir todos los derechos pertinentes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios