Huelva de ayer a hoy

Las grandes colas para entrar en las rebajas

  • Marca un periodo interesante para las ventas gracias a clientes que se acercan por un descuento, aunque tanto se han adelantado que están perdiendo atractivo

Colas a las puertas de la Tienda chica en la avenida Federico Molina en tiempo de rebajas. Colas a las puertas de la Tienda chica en la avenida Federico Molina en tiempo de rebajas.

Colas a las puertas de la Tienda chica en la avenida Federico Molina en tiempo de rebajas. / HUELVA INFORMACION

Las rebajas ya no son lo que eran. Al menos eso es lo que dicen todos los comerciantes. Esa llamada que se hacía para arrancar al día después de Reyes ha perdido en los últimos años prácticamente su interés, al menos en movimiento de masas.

Era la imagen de telediarios en la que se podía ver a la gente agolpada esperando a las puertas de los grandes centros comerciales para que abrieran y en el interior las cámaras apostadas sacaban al primero o primera persona que accedía a las instalaciones y como un héroe se disponía a recorrer la tienda como si fuese una yincana para coger la mejor prenda posible. Lo cierto es que quienes se ponían en primera fila lo hacían para salir en la tele como gran triunfador, pero no es menos cierto que desde el día 5 de enero tenían ya alguna prenda vista con su precio e iba a buscarla el día de rebajas cuando todos los artículos tenían un interesante reducción en su etiqueta.

Es el propio comercio el que ha ido cambiando el concepto de las rebajas tradicionales que ayudaban a hacer más llevadera la cuesta de enero o darle la puntilla final con unos gastos que, aunque con precio más bajos, siempre resultaban una carga económica en estas fechas tras los gastos de navidades y reyes.

Con sus nuevas estrategias de ventas es el que ha ido cambiando el concepto de rebajas o más bien adelantándola a otros meses menos atractivos que el tradicional de enero para incentivar las ventas. Esto es como las Navidades, que a mediados de octubre en los lineales de los supermercados están los mantecados y polvorones. Lo mismo que las luces navideñas, que todavía no ha terminado el mes de los difuntos y a finales de noviembre están encendidas con el black friday.

Esto sin olvidar las promociones que se va realizando para motivar el acercamiento a las superficies comerciales cuando la temporada resulta poco atractiva para las ventas y hay que inyectar un poco de imaginación para motivar las compras.

Las rebajas, en definitiva, siguen aunque se adelanta envueltas en conceptos como promociones, días dorados o semana del cliente. Cualquier cosa es buena para que las ventas tengan un repunte, tan necesario en la vida económica de una ciudad, que en estos tiempos tienen que luchar con la situación tan difícil y complicada que supone la pandemia con restricciones y, lo peor, la merma en los recursos económicas del ciudadano. Más las ventas online donde también hay rebajas.

LOs establecimientos están de rebajas hasta el 28 de febrero LOs establecimientos están de rebajas hasta el 28 de febrero

LOs establecimientos están de rebajas hasta el 28 de febrero / Rafa del Barrio

Encontrar la mejor ganga en la tienda

La fotografía de la cola a las puertas de la Tienda chica, en la avenida Federico Molina, es todo un icono de las antiguas rebajas. La gente apostada a la espera de poder entrar, no porque se redujera el aforo como ahora por la pandemia, era porque no cabía nadie más y los empleados detrás del mostrador no daban abasto para atender a los clientes. Una forma distinta de vender, nada online.

Compite con la nueva colección

Los letreros de rebajas se pueden ver en los escaparates y encima de banquetas y percheros de ropas en el interior de los establecimientos. Ahora mientras se busca la mejor oferta aparece ya la Nueva Colección, con lo que las rebajas también van pasando un poco de interés y las tiendas que ya tienen en promoción sus artículos desde antes de navidades aprovechan el tirón para mostrar los artículos de la nueva temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios