Huelva

Una familia de Huelva con niños con problemas de salud reclama la educación telemática

  • La menor de cuatro años tiene el sistema inmunológico débil y un contagio de Covid-19 puede tener “nefastas consecuencias” para ella. La demanda es pionera en España

El edificio judicial de la Alameda Sundheim donde se ubica el Juzgado de Familia de Huelva. El edificio judicial de la Alameda Sundheim donde se ubica el Juzgado de Familia de Huelva.

El edificio judicial de la Alameda Sundheim donde se ubica el Juzgado de Familia de Huelva. / Josué Correa (Huelva)

Unos padres onubenses han presentado ante el Juzgado de Familia de Huelva una demanda por la que solicitan la adopción de medidas urgentes de protección para sus dos hijos, de cuatro y seis años y con severos problemas de salud, para protegerlos de un posible contagio de Covid-19 en el colegio. Para ello, aseguran, no pretenden que se les exima de la escolarización de sus pequeños, sino "modificar la modalidad de educación de presencial a telemática".

Como se detalla en la demanda, a la que ha tenido acceso en primicia Huelva Información y que ha sido presentada por el bufete de abogados De la Rosa-Álvarez, los menores tienen cuatro y seis años y están matriculados en un colegio de Huelva, donde este jueves deberían haber iniciado el nuevo curso escolar.

La más pequeña presenta graves problemas de salud, con un sistema inmunológico débil que la ha llevado a tener que ser hospitalizada en varias ocasiones pese a su corta edad.

Su hermano, que sí tiene que cursar la enseñanza obligatoria en Primaria, presenta una alergia relevante. Es por ello que los progenitores consideran que si alguno de sus hijos tiene que ir al colegio obligatoriamente y se acaba contagiando, "podrá acarrear graves o nefastas consecuencias, sobre todo a la menor por su delicado estado de salud".

Teniendo en cuenta la situación extraordinaria en la que nos encontramos, en plena pandemia del coronavirus, los progenitores destacan que la situación de uno de ellos es de desempleo, pero que la madre es licenciada y "está plenamente capacitada para impartir clases a sus dos hijos". Podría hacerlo "siguiendo las pautas escolares que el colegio le indique de forma telemática, como se ha estado haciendo hasta ahora".

En la demanda evidencia esta familia que ha comprado los libros y el material escolar necesario, y que cuenta en casa con ordenador y conexión a Internet, "con lo que tampoco encuentran obstáculo en cuanto a seguir una formación reglada a distancia".

Con esta solicitud al órgano de Familia de Huelva no solo pretenden proteger a sus hijos, sino a los "demás menores que acudan al mismo curso, pues habrá menos alumnos por aula, pudiendo guardar las distancias de seguridad establecidas".

Ponen de manifiesto que "no se incumpliría normativa alguna, pues el artículo 27 de la Constitución Española declara fundamental el derecho a la educación y nuestros mandantes no están solicitando que se le exima de la educación de sus hijos, sino modificar la modalidad de educación de presencial a telemática".

Además, recuerdan que en marzo de este año se confinó al país y se dejó sin enseñanza presencial a todos los estudiantes, obligando al sistema educativo a "adaptarse a marchas forzadas en base a la protección de la salud pública". Esa misma es la premisa a la que se acogen ahora para reclamar que los protocolos se adapten a la nueva normalidad para proteger a los menores del riesgo que corren ante un contagio.

Estos padres entienden que ni los Ministerios de Sanidad y Educación ni la Junta de Andalucía están creando "protocolos viables, dado que no están contemplando presupuestariamente partidas de calidad y cantidad suficientes como para asegurar la salud de la infancia y, por tanto, de las familias".

Por ello la letrada Marta Álvarez ha solicitado en nombre de sus representados que se exima de la asistencia presencial al colegio del niño de seis años y se obligue al centro a impartir el curso académico on line para que los chiquillos puedan seguirlo desde casa.

La abogada indica a este diario que el colegio "ha dado una solución alternativa" a sus clientes, que todavía no han ratificado la demanda. Pese a su urgencia, destaca el atasco que padece el Juzgado de Familia de Huelva, por lo que aventura que la resolución del juez podría tardar en llegar "un año y medio". Finalmente, destaca que esta es la primera demanda de estas características que se presenta en España, "que nosotros sepamos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios