Sucesos

Una mujer extranjera es detenida por denunciar en falso una violación tras no conseguir los papeles

  • Las investigaciones aclaran que la susodicha había llegado a Huelva para trabajar 

Fachada de la Audiencia Provincial de Granada. Fachada de la Audiencia Provincial de Granada.

Fachada de la Audiencia Provincial de Granada. / H.I. (Granada)

Dos mujeres y un hombre han sido detenidos en Granada como supuestos autores de un delito de falsedad y favorecimiento a la inmigración ilegal tras una falsa denuncia de agresión sexual cometida por un octogenario que no habría ayudado a una de ellas a obtener fraudulentamente un permiso de residencia. En este sentido, las investigaciones aclararon que la mujer en cuestión había viajado a España para trabajar en Huelva y, al finalizar, incumplió la obligación de regresar a Marruecos.

Según ha informado este martes la Policía Nacional en un comunicado, los hechos se destaparon cuando se investigaba una denuncia por una supuesta violación presentada por una ciudadana marroquí de 43 años contra su pareja de hecho, un varón de 86 años. Esta denuncia resultó ser falsa y presuntamente motivada por ciertas desavenencias entre la supuesta pareja de hecho que había orquestado una tercera persona, una amiga de la denunciante.

La investigación se inició a raíz de una denuncia formulada por una mujer ante la Policía Nacional por una supuesta agresión sexual de parte de quien era su pareja legalmente establecida al estar inscrita en el registro de parejas de hecho de Andalucía en Granada.

Los policías advirtieron contradicciones en las versiones de la supuesta víctima, por lo que abrieron una línea de investigación que evidenciaba que las manifestaciones de esta persona escondían "una venganza" hacia el ciudadano español octogenario, que inicialmente habría aceptado simular una relación afectiva y hacerse pareja de hecho para que ella pudiera obtener la residencia.

Al parecer una amiga de la denunciante fue quien orquestó la farsa y ambas propusieron a un varón de 86 años formalizarse en el registro como pareja de la ciudadana marroquí de 43.

Posteriores desavenencias entre ambos hicieron que el varón se diese de baja en este registro, lo que conllevó la pérdida de su situación administrativa como beneficiaria de un permiso de residencia. La reacción de la mujer consistió en formular una denuncia contra su falsa pareja por una agresión sexual inventada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios