Huelva

El entorno del Santuario de la Cinta estrena su nuevo alumbrado

  • El Ayuntamiento de Huelva crea un gran espacio peatonal que se aproxima a la barriada de La Orden

El alcalde del Ayuntamiento de Huelva en el entorno del Santuario de la Cinta. El alcalde del Ayuntamiento de Huelva en el entorno del Santuario de la Cinta.

El alcalde del Ayuntamiento de Huelva en el entorno del Santuario de la Cinta. / Alberto Domínguez (Huelva)

El Ayuntamiento de Huelva ha puesto en servicio el nuevo alumbrado del entorno del Santuario de la Cinta -con luminarias LED y farolas de estilo clásico en sintonía con el entorno patrimonial-, una infraestructura instalada en el marco de las obras de rehabilitación y embellecimiento de este emblemático enclave de la ciudad. 

La actuación, enmarcada en la Edusi (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado), se encuentra al 98% de ejecución a falta de trabajos de remate que se están realizando en la Plaza del Mirador, según ha informado el Consistorio en una nota de prensa. 

"Muy pronto los onubenses y, cuando las circunstancias lo permitan, quienes visiten la ciudad podrán disfrutar en todo su esplendor de uno de los lugares más hermosos de Huelva, que hemos potenciado con una nueva imagen, con elementos para que esta sea una zona más verde, amable, accesible y con más protagonismo para el peatón", ha destacado el alcalde de la capital, Gabriel Cruz, durante una visita a la zona. 

A dicha visita le han acompañado el teniente alcalde de Urbanismo, Medio Ambiente y Transición Ecológica, Manuel Gómez Márquez; el concejal de Empleo, Desarrollo Económico y Planificación Estratégica, Jesús Manuel Bueno; y una representación de la Hermandad de la Cinta, colectivo que, junto a la asociación vecinal Los Desniveles, ha participado de forma activa en este proyecto cofinanciado con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), dentro del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible (POCS) 2014-2020. 

Según ha señalado Cruz, "era necesario hacer una intervención de calado para poner en valor un rincón de la ciudad que tiene un significado muy especial para los onubenses y del que ahora vamos a estar todavía más orgullosos". "Todo gracias a unas obras que han buscado su  realce turístico como Bien de Interés Cultural (BIC), embelleciendo uno de los lugares con más historia de Huelva y con las vistas más hermosas a las marismas", ha dicho. 

La finalización del conjunto de la actuación y puesta a disposición de la ciudadanía de este espacio, solo está ahora a expensas de trabajos de jardinería -sobre todo la zona del talud inferior-; de la colocación y pintado de algunas barandillas; y de la instalación de bancos de mármol especiales en la plaza del mirador a petición de la Hermandad de la Cinta. 

Por otra parte, se prevé que en las próximas semanas se lleve a cabo el equipamiento del mobiliario urbano en la zona de acceso al Santuario desde la barriada de La Orden. 

Con una inversión de 1,6 millones de euros, -el 80% aportado por el Feder y el 20% restante por el Ayuntamiento-, se ultima así la actuación ejecutada por la empresa onubense TR Construya, al objeto de crear un gran espacio público peatonal desde la rotonda de acceso a La Orden desde el Conquero hasta la entrada del templo, así como paseos ajardinados, arboleda y nuevas zonas de estancia y convivencia, mejorando paisajísticamente, realzando todo el entorno y suavizando sus desniveles, para generar un espacio mucho más potente y cualificado.

Alumbrado en el entorno del Santuario de la Cinta. Alumbrado en el entorno del Santuario de la Cinta.

Alumbrado en el entorno del Santuario de la Cinta. / Alberto Domínguez (Huelva)

El objetivo de esta actuación ha sido potenciar el entorno peatonal, relegando el tráfico rodado a un segundo plano, permitiendo una entrada ordenada a la barriada de La Orden, pero dando prioridad al peatón frente al vehículo. De esta manera se han configurado nuevos espacios públicos peatonales y de estancia ajardinados, que sirven de antesala al Santuario. Se reduce el tráfico rodado en la zona, abriendo el Santuario a la ciudad, acercándolo al barrio. 

Para ello, se ha generado un gran espacio público peatonal, que comienza en la zona Oeste junto a la rotonda existente y culmina en la entrada al templo. Este nuevo espacio es concebido como una prolongación de los espacios ajardinados interiores del BIC, intercalando paseos con jardines y arbolado de sombra. 

Con esta actuación se ha buscado desdibujar las barreras físicas y evitar los desniveles, a través de transiciones suaves, realzando el Santuario desde el exterior, haciéndolo más presente en el espacio urbano. Se ha creado una gran plaza de acceso al recinto con continuidad hacia el interior del templo. 

En esta nueva configuración se distinguen cuatro niveles, incidiendo en la mejora de la accesibilidad tanto desde la parte superior como desde la de abajo. Un primer nivel se ve delimitado por un camino empedrado que sirve para diferenciar una zona próxima al Santuario que señala el entorno BIC. 

En segunda instancia están los caminos ajardinados perpendiculares al Santuario que permiten el acceso al mismo desde La Orden. En tercer lugar, se define el viario rodado de acceso a la barriada, separado de la zona de estancia y el espacio público peatonal, por un gran acerado que dirige hacia la entrada del Santuario. Y, en un cuarto nivel se encuentra el aparcamiento preexistente, disminuyéndose en superficie y quedando enmarcado por un muro de contención de hormigón con texturas, con pantalla vegetal formada por árboles de porte vertical, que sirven como telón de fondo de la actuación. 

Además, se ha dispuesto un pavimento de piedra natural en zonas nobles cercanas al Santuario y piezas de hormigón en zonas más alejadas. Se están ultimando distintas actuaciones de ajardinamiento, --zonas de setos lineales, césped, árboles, se ajardinará el talud con plantas aromáticas, etcétera--, y se instalará nuevo mobiliario urbano.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios