Huelva

Las donaciones de órganos crecen un 70% los cinco primeros meses del año

  • Hasta mayo se han registrado 16 donaciones que han permitido realizar trasplantes a 31 pacientes

  • Aumenta el número de donantes a corazón parado y permite el avance general

El delegado de Salud, Rafael López, y el director del IES Rábida, Antonio Pérez, junto al equipo de Coordinación de Trasplantes, posan con los escolares. El delegado de Salud, Rafael López, y el director del IES Rábida, Antonio Pérez, junto al equipo de Coordinación de Trasplantes, posan con los escolares.

El delegado de Salud, Rafael López, y el director del IES Rábida, Antonio Pérez, junto al equipo de Coordinación de Trasplantes, posan con los escolares. / r.d.

El Día Nacional del Donante de Órganos fue ayer un día para la celebración: el aumento del 70% de las donaciones en la provincia de Huelva deja una cifra récord de 16 sólo en los cinco primeros meses del año. Para darle una dimensión más real hay que tener en cuenta que durante todo el año 2016, en sus doce meses, se registraron 11 donaciones, y en 2017 al completo, 19. Las previsiones para lo que queda por delante en este 2018 son muy buenas, aunque en este punto el foco se pone en los 31 pacientes que se han beneficiado con trasplantes que esperaban, bien para mejorar su calidad de vida o, mucho más importante en otros casos, para prolongarla directamente.

Lo dijo ayer el coordinador de trasplantes del hospital Infanta Elena, Ignacio Ortiz, "el concepto más importante vinculado a las donaciones de órganos es el de vida": "No hay que hablar de la gente que se muere sino de la que vive, de la que se salva".

Ortiz le hacía esta observación a alumnos de primer curso de Secundaria en el IES Rábida, en un acto que forma parte de la campaña de información y concienciación llevada a cabo por los coordinadores en la provincia de Huelva entre la población. Y fue en este marco, en el que el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Rafael López, avanzó el dato "histórico" en este arranque de año: 16 donaciones en cinco meses, de las que 12 se realizaron en el hospital Juan Ramón Jiménez, 3 en el Infanta Elena y una más en el comarcal de Riotinto.

Parte del éxito de este incremento se debe, dijo el delegado, a que el llamado índice de aceptación de los familiares también ha aumentado: del 79% hasta el 85%, muestra de que "la gente de Huelva es solidaria y generosa en relación con las donaciones", pese a que, admitió, la decisión llega "en un momento complicado para plantearse cualquier cosa".

Cuando Ignacio Ortiz se dirigió ayer a los escolares, les pidió, de entrada, que definieran sentimientos que sugieren la donación. Solidaridad, generosidad, empatía, vida, salieron de boca de los niños, de 12 y 13 años, de los que parte ahora una tarea de transmisión a su familia: "Toda actividad que organizamos -dijo el director del IES Rábida, Antonio Pérez- tiene su onda expansiva en el domicilio familiar".

"Lo más importante es hablarlo con la familia", apuntó a los periodistas la coordinadora médica de trasplantes del Juan Ramón Jiménez, Francisca Cabeza. Por eso, explicó, "hay que educar a la población, para que se hable; hablarlo de forma natural, a pesar de que la muerte sigue siendo un tabú". "Aunque hoy día la gente está mucho más informada y se habla en familia, porque es la familia la que tiene la última palabra, a menos que se tenga hecho el registro de la voluntad anticipada, que es legal y ahorra muchas gestiones y tiempo".

Ese registro como donante de órganos y la comunicación a los familiares de la voluntad de donar en caso de fallecimiento son las vías que hay para facilitar personalmente el trámite final. Es así como se han logrado las 16 donaciones entre los meses de enero y mayo en Huelva, que han posibilitado 31 trasplantes, dejando un incremento también del 55% en este apartado (20 fueron en el comienzo de 2017), concretados en 22 renales, seis hepáticos, dos cardíacos y uno de pulmón.

Se ha permitido, además, el implante de 21 córneas y cerca de un centenar de injertos, tanto de tejido óseo como vascular y valvular. De éstos, ocho trasplantes de córnea han sido realizados por oftalmólogos del Juan Ramón Jiménez, en uno de los dos tipos de intervenciones de esta naturaleza que se pueden hacer en Huelva. El otro, los trasplantes de médula ósea (progenitores hematopoyéticos), han sido 11 en los cinco primeros meses del año a través de la Unidad de Hematología del Juan Ramón Jiménez, que hizo 15 en los doce meses de 2017.

El donante de órganos medio en Huelva actualmente es una persona de 59 años, hombre o mujer, indistintamente. La edad media ha descendido respecto a 2017, en que alcanzó los 67 años, aunque la tendencia estos últimos años es creciente, "afortunadamente". Francisca Cabeza hizo ayer este apunte por la reducción del número de jóvenes fallecidos en accidentes de tráfico, cuyas donaciones bajan la edad media y permiten una mayor salida de órganos para trasplantes.

Ese celebrado "déficit" se compensa ahora con la creciente alternativa que supone la donación de órganos en asistolia (a corazón parado), que se ha incrementado también estos últimos meses y supone ya una de cada tres donaciones registradas en la provincia de Huelva en este 2018.

"El paradigma hasta ahora en los donantes era el fallecimiento por daño cerebral grave pero se puede actuar en muerte cardíaca con una preparación adecuada", explicó la coordinadora de trasplantes en el hospital de Riotinto.

Aunque todo depende, en último caso, del consentimiento de la familia si no hay voluntad expresa previa del fallecido. "Ese es un momento muy duro pero es que no tenemos otro", insiste Cabeza.

De ahí la vuelta al principio: a la felicidad por los datos tan positivos, y al trabajo incansable para que todos se conciencien de que en la muerte aún hay opción de darle vida a los demás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios